El presidente de la AN y encargado de Venezuela, Juan Guaidó, dijo que la iniciativa surgió de los propios trabajadores públicos, con quienes impulsarán la Operación Libertad Sindical en favor del cese de la usurpación y de la restitución de los derechos laborales que han sido conculcados. Varias de las concentraciones fueron reprimidas.

Caracas. Desde El Marqués, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y presidente encargado de la República (Art. 233), Juan Guaidó, anunció que este jueves 2 de mayo comienza la Operación Libertad Sindical, un proceso de paros escalonados en la administración pública rumbo a una huelga general. Dijo que la iniciativa surgió de los propios empleados públicos.

Un día después de una insurrección cívico-militar liderada por el propio Guaidó y el coordinador general del partido Voluntad Popular, Leopoldo López,  la marcha convocada para este 1° de de mayo se convirtió en concentraciones en varios lugares de Caracas.

Desde el punto de concentración en El Marqués el presidente encargado (según el artículo 233 de la Constitución) hizo un llamado a todos los trabajadores que sean amenazados o perseguidos en las instituciones públicas a que acudan a la AN.

A partir de mañana inicia la Operación Libertad Sindical. Hoy no hay nada que celebrar para los trabajadores. Lo que aumenten hoy ya se perdió. El llamado es a ustedes, a los trabajadores públicos que sean amenazados a que acudan a la AN, ahí serán protegidos”, indicó Guaidó.

Líderes sindicales desde Altamira señalaron que más del 90 % de los servidores públicos apoyan el paro escalonado.

Durante sus palabras frente al Unicentro El Marqués, Guaidó ratificó que el movimiento que lidera en contra de Nicolás Maduro cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas.

Lee también
Herido funcionario de la PNB en enfrentamiento en El Valle

A su juicio, los sucesos ocurridos en el país, y específicamente en las inmediaciones de la base aérea La Carlota, en Caracas, este martes 30 de abril evidenciaron el respaldo de los militares venezolanos a la búsqueda del cese de la usurpación.

“Cuando decían que la Fuerza Armada no estaba con el pueblo muchas veces no nos creían. No son solo los soldados de Cúcuta, o los sargentos de Cotiza de aquel 21 de enero, ayer vimos el apoyo en la base de La Carlota”, señaló el líder opositor.

El 5 de enero decíamos que había que construir capacidades y las hemos construido, aseguró Guaidó. “Hoy tenemos apoyo internacional, gente en la calle y el factor que faltaba: el respaldo de las Fuerzas Armadas”. 

Ante las acusaciones del golpe de Estado, Guaidó insistió en que “la única forma de que haya un golpe de Estado es que me detengan”. Y añadió: “Los valientes militares y civiles que dimos un paso adelante (este 30 de abril) estamos con la Constitución y de manera pacífica, con acompañamiento de la Fuerza Armada”. 

Posteriormente habló en la concentración del distribuidor Santa Fe, en la autopista Prados del Este.

Un marcha que se convirtió en varias concentraciones

Un día después de la insurrección cívico-militar en la calle había mucha expectativa por la marcha de este 1° de mayo, que había sido convocada desde hace más de dos semanas.

En la calle los comentarios eran que la falta de organización y liderazgo terminó haciendo que en lugar de una gran marcha la actividad pasara a convertirse en pequeñas concentraciones, que en algunos casos fueron fuertemente reprimidas.

Lee también
Se mantiene interrogante sobre cómo crear un nuevo CNE
Manifestantes reunidos en Bello Monte. Foto: Luis Morillo

“Yo creo que vamos para Miraflores, pero aún no nos han dicho”, comentó una mujer desde el punto de salida de Bello Monte al este de Caracas.

La queja fue una constante en lugares como la calle Élice de Chacao o la avenida Vollmer de San Bernardino, donde las personas respondieron al llamado de reunirse, pero se encontraron con la ausencia de instrucciones acerca de lo que debían hacer. Ni siquiera los dirigentes presentes sabían cuál era plan de la dirigencia nacional para este día.

“Creo que de acá [avenida Vollmer] vamos a ir a la iglesia La Chiquinquirá a eso de las 11:00, pero no nos han explicado qué viene después de eso”, informó uno de los dirigentes en San Bernardino.

Opositores en la avenida Vollmer aseguraron que marcharían hasta la iglesia La Chiquinquirá, pero no sabían qué harían después. Foto: Lus Morillo

Pese a que en la mayoría de los puntos la orden con el destino final de la marcha no llegó, los sitios como Bello Monte o Chacao contaron con la suerte de no ser atacados por efectivos de cuerpos de seguridad, algo que no pudieron decir los habitantes de El Paraíso o Santa Mónica, donde la represión se registró tan temprano que no los dejó ni siquiera articularse.

“No estábamos haciendo nada, solo estábamos reunidos y ellos nos empezaron a reprimir”, alcanzó a decir una mujer en Santa Mónica al equipo de Crónica Uno. Pocos segundos después una bomba lacrimógena fue disparada en su dirección por un efectivo de la Policía Nacional que desde Crema Paraíso respondía con una burla a los reclamos de las mujeres en el lugar.

Instante en el que un grupo de motorizados de la PNB reprimieron a manifestantes opositores en Santa Mónica. Foto: Luis Morillo

El punto que más gente logró reunir fue la plaza Francia de Altamira, donde cientos de personas se agruparon desde las 9:00 de la mañana esperaban a Guaidó.

Lee también
Herido funcionario de la PNB en enfrentamiento en El Valle

A unos cuantos metros de distancia, en el distribuidor Altamira, lugar que fue escenario de la insurrección cívico-militar del 30 de abril, las personas tomaron la autopista Francisco Fajardo con la intención de “tomar La Carlota”.

Manifestantes opositores bajando hasta la autopista Francisco Fajardo para protestar. Foto: Luis Morillo

La presencia de manifestantes en la autopista tuvo como respuesta por parte de la GNB el lanzamiento de perdigones y bombas lacrimógenas desde dentro de la base aérea contra los encapuchados, quienes a su vez respondieron con piedras, bombas molotov y hasta fuegos artificiales. Aquel enfrentamiento se mantuvo inclusive pasadas las 2:00 de la tarde, cuando la llegada de vehículos blindados hizo retroceder a la gente hasta la plaza Francia. A las 4:00 p. m. muchos seguían allí esperando que Guaidó llegara.

La de este miércoles fue la primera manifestación masiva de calle que ha realizado la oposición desde los hechos del 30 de abril, cuando un grupo pequeño de efectivos de la GNB desconoció a Nicolás Maduro como presidente y aceptó la autoridad de Juan Guaidó.

Enfrentamiento entre manifestantes opositores y efectivos de la GNB en La Carlota. Foto: Luis Morillo

Aquel hecho también produjo una manifestación cuando partidarios opositores llegaron hasta Altamira y desde allí intentaron llegar hasta Chacaíto, pero fueron repelidos por efectivos de la PNB con equipo antimotín, lo que los obligó a dispersarse.


Participa en la conversación