El despacho dirigido por Luisa Ortega Díaz solo pidió enviar a prisión a 64 personas, pero en los tribunales decidieron que 318 pasarán la Nochebuena y el Fin de Año tras las rejas por participar en los sucesos ocurridos el pasado fin de semana.

Caracas. Los jueces que recibieron los casos de los 424 detenidos durante la ola de saqueos y disturbios que sacudieron al país el pasado fin de semana se mostraron más duros que el Ministerio Público (MP), prueba de ello es que decidieron encarcelar preventivamente a 318 de ellos, pese a que los fiscales solamente solicitaron que semejante suerte la corrieran 64.

La información la suministraron fuentes judiciales, las cuales indicaron que desde el despacho dirigido por Luisa Ortega Díaz se consideró que la mayoría de los aprehendidos no merecían pasar la Nochebuena ni el Fin de Año tras las rejas mientras decidía si lo enjuiciaría o no, debido a lo grave del acto cometido o porque no presentaban antecedentes; y, por lo tanto, bastaba con medidas sustitutivas como la presentación periódica ante los juzgados y la imposición de fianzas.

Sin embargo, esta tesis no fue acogida por la mayoría de los jueces, los cuales decidieron enviar a prisión a 318 personas y solamente otorgaron seis fianzas frente a las 98 pedidas por los fiscales, y cinco presentaciones frente a las 166 requeridas.

El miércoles la Fiscal General informó que el grueso de los ahora procesados fueron imputados por sus subalternos por delitos como hurto calificado y agravado; agavillamiento, instigación a la desobediencia de las leyes, instigación a la devastación y al saqueo e incendio a edificios. Ninguno de los delitos antes señalados se castiga con al menos ocho años de cárcel, por lo cual, según la reforma del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) de 2012 deben considerarse como “menos graves” y su castigo no implica tiempo de encarcelamiento.

En predios judiciales consideran que lo ocurrido en estos casos es una muestra más de las crecientes diferencias entre el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el MP. En noviembre de 2015, el presidente de la Sala de Casación Penal, magistrado Maikel Moreno, solicitó a los jueces penales resistir las presiones que los fiscales ejercen sobre ellos.

“El Fiscal del Ministerio Público presentará la acusación, pero no por esa simple razón el tribunal deberá admitirla, si ello fuera así, se convertiría la fase intermedia en una mera formalidad, en un acto burocrático que por esencial debería eliminarse por inconstitucional”, sostuvo en un acto frente a la propia Ortega Díaz, quien le replicó que su despacho siempre ha actuado de buena fe.

Desde que Moreno está a la cabeza de la Sala Penal, los jueces penales y el propio TSJ han comenzado a rechazar sistemáticamente peticiones del MP.

Lee también
Ciudad Bolívar es la viva imagen de un cataclismo tras los saqueos

Policías saqueadores

Entre los 318 detenidos que pasarán las fiestas tras las rejas están dos militares y dos agentes de la Policía del estado Bolívar, los cuales fueron señalados de participar en el saqueo a comercios y fueron aprehendidos con alimentos.

Los ahora imputados son el capitán del Ejército, Rafael Mérida y el cabo Kevin Díaz Lugo, quienes fueron detenidos por efectivos de la Guardia Nacional el sábado 17 de diciembre en el Mercado Periférico de Ciudad Bolívar. En el auto del capitán fueron hallados los productos robados.

La misma suerte corrieron los policías Enoc Bolívar y Francisco Salázar, a quienes les fueron imputados los delitos de hurto y agavillamiento.

Foto referencial



Participa en la conversación