El presidente de la Asamblea Nacional explicó que hasta última hora del pasado lunes, el Gobierno no había expresado su aprobación a la presencia de 6 países garantes. Adelantó que se abrió un proceso de consulta con diferentes sectores de la sociedad. Destacó la posición adoptada por Uruguay en el Consejo de Seguridad de la ONU el 13 de noviembre.

Caracas. El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges (PJ-Miranda), confirmó que la ronda de conversaciones entre el Gobierno y la oposición prevista para este miércoles fue pospuesta para una fecha entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre.

“En este momento en el que hablamos estamos tratando de confirmar a todos los cancilleres para que una primera reunión de negociación se dé a finales de noviembre o principios de diciembre”, dijo Borges este martes en exclusiva a Crónica.Uno.

Precisó que por el formato de negociación a utilizar, no corresponde ni al Gobierno ni a la oposición convocar las reuniones, sino que es tarea de los países garantes. “La invitación formal la hacen el presidente de República Dominicana y los cancilleres al Gobierno y a la oposición”, indicó.

Hasta el pasado lunes, la información divulgada por la Unidad indicaba que el Gobierno no había aceptado que los cancilleres participaran. En tal sentido, Borges señaló: “Hasta hace pocas horas no estaba claro si el Gobierno iba a aceptar sentarse con los cancilleres. Esto varía minuto a minuto. A esta hora que estamos conversando sí están dispuestos a hacerlo y deberíamos recibir, en las próximas horas o días, la invitación formal del presidente Danilo Medina y de los cancilleres”.

Lee también
Proponen suspender reunión en Santo Domingo

Borges destacó que pese a la resistencia del Ejecutivo hacia la intervención de un “grupo de países amigos” que actuaran como garantes de las conversaciones, finalmente el mecanismo ha sido aceptado por la delegación oficial.

“Una de las cosas que veníamos tratando de impulsar, y que el Gobierno no le daba importancia, ahora se ha logrado fijar, que es la creación de un grupo de países garantes y verificadores de ese proceso. El año pasado se llegó a acuerdo y luego no había manera de hacerlos cumplir. Esta vez tendremos 6 cancilleres y un presidente sentados en una mesa buscando que cada acuerdo que se logre tenga una verificación”, afirmó.

El parlamentario indicó que la agenda de la oposición estará centrada en tres temas: “Lograr unas condiciones electorales que permitan al país votar en libertad. Segundo que podamos abrir el canal de medicinas y alimentos que el gobierno ha cerrado. Y lo otro sería el tema de las inhabilitaciones y los presos políticos”.

En minutos lea la entrevista completa a Julio Borges…

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación