Las instituciones financieras están revisando los costos que implica la adaptación de los sistemas y los cajeros. Para el redondeo de los precios, el BCV les ha informado que se usaría el protocolo de 2008.

Caracas. El Gobierno anunció que el 4 de junio arrancará otra reconversión monetaria, de manera que quedan 50 días para que los bancos, entes oficiales y comercios se adapten al nuevo sistema con tres ceros menos. Pero en la banca están evaluando con los proveedores si la adecuación se puede realizar en la fecha anunciada por el Ejecutivo.

Las instituciones financieras tienen que ajustar sus sistemas, tarjetas de crédito y cajeros automáticos, entre otros, a las nuevas denominaciones. Cuando se ejecutó la reconversión de 2008, las entidades estuvieron casi todo el 2007 en la fase de cambio, pero ahora el Ejecutivo contempla un período más corto.

Fuentes financieras indican que las entidades están en conversaciones con las empresas que prestan servicios a fin de conocer los tiempos y costos para adaptarse a la reconversión monetaria. Agregan que el objetivo es tratar de cumplir con el plazo fijado por el Ejecutivo, pero hay aspectos que podrían requerir más semanas.

Uno de los puntos que más incertidumbre genera en el sector financiero es la introducción de los billetes del nuevo cono monetario, que tendrá monedas de 0,5 y 1 bolívar y billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500. Hasta la fecha, el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha dado precisiones sobre la llegada y distribución.

La introducción de las piezas del cono de 2016 ha sido por cuentagotas, porque al igual que los otros sectores de la economía, la menor disponibilidad de divisas ha impactado en la adquisición de billetes. Los datos del instituto emisor señalan que a febrero de 2018 estaban en circulación 15,5 millardos de billetes, de esa cantidad, 2,6 millardos (17 %) corresponden a unidades mayores a 500 bolívares.

Lee también
Indetenible el alza del precio de los alimentos

Adicionalmente, las autoridades no han dado detalles sobre las vigencias de los cheques y tampoco han ofrecido mayores informaciones sobre las adecuaciones de las cajas registradoras.

Para el protocolo de redondeo, el ente emisor ha notificado a las entidades por ahora que se usaría el de 2008.

Foto referencial.



Participa en la conversación