Las obras del futuro Parque Simón Bolívar aún no tienen fecha de inauguración, pese a que su primera fase debió entregarse en 2015. La Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda en La Carlota sigue siendo una zona de seguridad y no se ha transferido a Fuerte Tiuna como se prometió.

Caracas. Desde el año 2001 está sobre la mesa el gran proyecto verde en lo que hoy es la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota, pero 16 años después solo se sigue viendo concreto. El Parque Simón Bolívar fue el último nombre que se le otorgó al proyecto, que ofrecía inaugurar una primera parte en 2015 con una inversión de 290 millones de bolívares, sin embargo, sigue en trabajos y sin fecha de entrega.

El Gobierno se apoderó de la propuesta en 2012 y su encargado era el ministro para la Transformación de la Gran Caracas, Francisco Sesto —este cargo fue eliminado por decreto en septiembre de 2014 y se creó como Comisión Presidencial. Luego pasó a manos del Gobierno del Distrito Capital cuando Ernesto Villegas fue el elegido para ese despacho. Desde entonces solo se ve desde la Autopista Francisco Fajardo la gran pasarela de concreto que conecta el Parque del Este con el inacabado “Simón Bolívar”.

Para lograr el disfrute de 104 hectáreas verdes, la Aviación debe ser mudada a una nueva Comandancia General que es construida en Fuerte Tiuna, pero la realidad es que, por decreto, las instalaciones continúan siendo consideradas como una zona de seguridad.

Harold Cova, miembro del consejo comunal de Chuao, se asoma por su ventana y solo ve concreto en el tan anhelado espacio verde que piden los vecinos. Asegura que nunca se ha tomado en cuenta lo que quieren los habitantes de la zona y hoy solo puede decir que la disputa solo le ha traído problemas de salud por la concretera y movimientos de tierra.

En las 10 hectáreas en donde se prometió construir viviendas en 2007 solo hay tres grúas paradas e instalaciones provisionales que han permanecido intactas desde 2012.

Los vecinos de Chuao queríamos que esto fuera un Parque del Este modernizado. Con caminerías y que el Museo de los Niños se trajera para acá para que realmente fuera un parque de niños. Que hubiese grama”, rememora Cova.

Una fila de propuestas sin concluir

El espacio se ha disputado por 16 años y nadie logra el cometido.

En 2001 se quiso hacer el parque de La Carlota; en 2002 se estableció como zona de seguridad; en 2004 se planteó un parque recreativo; en 2006 se habló de un plan Hogar Semilla con la construcción de casas de la Misión Villanueva; en 2007 se transformó la idea a un parque temático con olas artificiales y un centro de exposiciones científicas y tecnológicas; en 2008 se imaginó un parque científico en otra versión que se llamaría Parque Bicentenario de la Independencia; en 2010 se otorgó un espacio para la fábrica de computadoras portátiles Canaima; en 2011 se nombró parque Bolívar para el Bicentenario de la Campaña Admirable y en 2012 se prometió una pista de fórmula 1 que también quedó en papel.

En 2012 se desestimó el Concurso Ideas para La Carlota, auspiciado por la Alcaldía Metropolitana, pese a que se recopilaron más de 144 propuestas.

Desde diciembre de 2015, cuando debía entregarse la primera fase, está lista la antigua torre de control que será la edificación de un café y el puente de concreto que conectaría Parque Miranda con La Carlota, pero no hay fecha de inauguración de ninguna parte del proyecto.

Foto referencial



Participa en la conversación