El jefe de Estado insiste en consolidar el Plan de la Patria y asevera que debe haber una economía productiva socialista.

Caracas. Frente a los prolongados desequilibrios de la economía, el Gobierno opta por incrementar las regulaciones no solo mediante marcos legales, sino también por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT).

El presidente Nicolás Maduro en sus últimas alocuciones se ha centrado en retomar las líneas del Plan de la Patria para seguir avanzando en el modelo socialista, y con el fin de lograr ese objetivo contempla utilizar los Clap y los CPT, además de afianzar a las comunas.

Bajo los consejos comunales y los trabajadores

El Gobierno culpa de la inflación y la escasez a la guerra económica de las empresas y el Imperio, pero la realidad es que la actividad de las industrias está cercada por la incertidumbre, el control de precios y la restricción en la entrega de dólares, que limita la importación de materia prima que genera fallas de abastecimiento y altos precios.

En un contexto de problemas, el jefe de Estado no ejecuta reformas sino que mantiene las mismas políticas. En la primera mitad de 2016, lanzó los Clap -integrados por consejos comunales, UBCh y representantes del Frente Francisco de Miranda y Unamujer- para distribuir bolsas de comida casa por casa. Luego decidió fortalecer esas instancias, y mediante los decretos de emergencia, les dio poder para que junto con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) intervengan en la distribución y comercialización de alimentos.

Junto con los Clap, el mandatario constituyó la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS) para permitir a los militares tener una mayor injerencia en el área productiva. Esta misión, que tiene como jefe al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, también tiene entre sus atribuciones dictar medidas especiales para la  comercialización y distribución de productos.

Lee también
Militares pasan a comandar Pdvsa en su peor momento operativo y financiero

A esta estructura, se suman los Consejos Productivos de Trabajadores, que fueron anunciados el pasado año, y a los que ahora se le darían mayores atribuciones en coordinación con los Clap.

Maduro en días pasados dijo que se deben consolidar nuevos sistemas productivos, de comercialización, de distribución y fijación de precios de la mano de los CPT y los Clap, aspectos que están en el Plan de la Patria.

A la cabeza de los CPT estarán Padrino López y el vicepresidente Tareck El Aissami, quienes según Maduro, “atenderán las demandas de 700 industrias”. A través de la GMAS son fiscalizadas justo 700 empresas.

“Sin clase obrera no hay socialismo y sin socialismo no hay independencia, ni patria ni desarrollo. No hay solución a los problemas del país sino es a través de la clase obrera”, expresó el mandatario quien agregó que los CPT “son la columna vertebral del esfuerzo de construcción de la nueva economía productiva. Son ustedes, la columna vertebral de la nueva economía socialista productiva que integra al empresariado privado con el esfuerzo de las empresas sociales”.

El jefe de Estado dijo que estas instancias deben participar en la Asamblea Nacional Constituyente para la creación de leyes y reforma de otros instrumentos, y adicionalmente, integrar las comisiones que se encargarán de la fijación de precios acordados.

El dominio se extenderá al sector salud, pues los Consejos de Trabajadores tendrán que trabajar en conjunto con el sistema 0800 Salud, y presentar una reforma de la ley de patentes de medicamentos “para elevar la producción de medicinas genéricas en el país”.

El Plan de la Patria 2013-2019 tiene entre sus puntos impulsar la conformación de Consejos de Trabajadores “en las unidades productivas, en el marco de la consolidación y fortalecimiento de la democracia participativa y protagónica”.

Lee también
Denuncian que arrecia chantaje con carnet de la Patria para obtener comida y medicinas

El sistema comunal

Además de la consolidación de instancias mencionadas, Maduro insistió en expandir la economía comunal.

“Las comunas y consejos comunales deben ser el espacio para construir el socialismo territorial”, y también “deben tener la total vocación para la construcción de la economía local, de la economía comunitaria, familiar, concreta, productiva y de servicio”, manifestó.

El modelo comunal se contempló en la reforma de la Constitución de 2007 que fue rechazada en referendo, pese a los cuestionamientos el fallecido presidente Hugo Chávez siguió con el sistema que tiene como base las comunas y los consejos comunales. De hecho, en 2010 creó leyes para estructurarlo, y después se incluyó en el Plan de la Patria el cual indica que “se tiene que fortalecer el sistema económico comunal, mediante procesos de transferencia de empresas de propiedad social indirecta a instancias del poder popular, y fortalecer las  instancias de financiamiento y la integración de cadenas productivas”.

El programa indica que al 2019 tienen que existir 3.000 comunas para promover la economía comunal que abarca empresas comunales y bancos comunales, que recientemente el jefe de Estado pidió reactivar.

“Hay que saber dónde están los bancos comunales y avanzar hacia su refundación, hacer que estos funcionen como una caja de ahorro, como un centro de financiamiento para los proyectos de las mujeres que se organizan, que producen, es parte de las tareas”, agregó.

Mientras el mandatario asevera que el modelo tiene que ser socialista, hoy las industrias trabajan a 34 % de su capacidad por la ausencia de insumos y las regulaciones, y la crisis tiende a agudizarse. Las firmas económicas proyectan una caída de la economía superior a 10 % y una inflación de 1.400 %.

Lee también
Un Nuevo Tiempo y PSUV se disputan alcaldías en Zulia

Foto referencial



Participa en la conversación