El gobernador del estado, Antonio Barreto Sira, indicó que no cuentan con insumos suficientes para combatir la malaria, la cual ha cobrado la vida de 21 personas, a tres meses de haberse detectado el brote. Ocho personas han muerto por la difteria.

Barcelona. Autoridades sanitarias del estado Anzoátegui confirmaron lo que hasta el momento se conocía de manera extraoficial. La difteria y el paludismo han cobrado la vida de 29 personas en la entidad.

Luego de anunciar la existencia de más de 12.000 casos de paludismo, el gobernador Antonio Barreto Sira confirmó la presencia de un brote de difteria en el estado —tras más de 40 años de ausencia— el cual ya ha cobrado la vida de ocho personas.

En total son 60 los casos hasta ahora certificados por el ente de salud del estado Anzoátegui (Saludanz). La última muerte se presentó en una paciente menor de edad residente del barrio Santo Domingo de la ciudad de Barcelona, el pasado martes.

Para comenzar la batalla contra la enfermedad, el director de Saludanz, Humberto Omaña, indicó que este lunes arrancarán un plan masivo de vacunación en el estado.

Contamos con la dosis necesarias para atender a la población, vamos a establecer 250 puntos de vacunación en todo el estado, además de los planes, recomendamos a las personas mantener la limpieza en sus hogares e incentivar las normas de higiene en los más pequeños que son los más propensos a contraer la enfermedad, indicó Omaña.

Batalla complicada

Agustín Castañeda (61) y Zenaida Romero (56) son las dos últimas víctimas del brote de paludismo que desde hace tres meses azota al estado Anzoátegui.

Ambos murieron a mediados de semana en los hospitales Luis Razetti de Barcelona y Domingo Guzmán Lander de Las Garzas, respectivamente, y con ellos se eleva a 21 la lista de fallecidos por la afección en la zona.

Lee también
Declaran alerta epidemiológica en Anzoátegui tras detectar 12.000 casos de paludismo

Familiares de ambos adultos mayores, que se encontraban en la morgue del hospital Luis Razetti, indicaron que sus parientes en principio acudieron a la sede de salud pública (Malariología) y les suministraron una dosis del tratamiento que solo alcanzaba para cuatro días, cuando regresaron al ente por la segunda dosis les informaron que los medicamentos se habían acabado.

Todos los días hay más de 100 personas haciendo la cola en Malariología a la espera de que lleguen medicamentos, te anotan en una lista y uno tiene que hasta dormir allí en esa zona que, por cierto, es muy insegura.

Tanto Barreto Sira como el nuevo director de Salud Pública, Víctor Velásquez, señalaron que cuentan con insumos para fumigar pero solo para una semana.

Hemos confirmado que poco más de 5100 casos de la enfermedad son importados de otros estados, en especial de Bolívar. No tenemos medicamentos para combatir la enfermedad porque estos solo los maneja el Gobierno, ya alertamos a las autoridades centrales sobre esta situación crítica que estamos padeciendo en el estado, sostuvo Barreto Sira.

Velásquez añadió que desde este lunes se iniciarán en el estado jornadas masivas de limpieza, desmalezamiento y abatización para combatir la enfermedad. Exhortamos a toda la población a tomar previsiones, evitar lo menos posible tener agua estancada, hacer desmalezamiento en sus casas, todo el que solicite jornada de fumigación se la haremos. Ya activamos el cerco epidemiológico en el estado.

Y como el ejemplo entra por casa, autoridades iniciaron el sábado un plan de saneamiento integral en el hospital Razetti, desde limpieza de quirófanos, salas de cuarto, recolección de desechos hasta la reparación de los aires acondicionados de la emergencia.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación