Este miércoles, desde bien temprano en la mañana, varias organizaciones defensoras de los derechos de la salud caminaron desde la plaza Pérez Bonalde en Catia, hasta Parque Cristal en la avenida Francisco de Miranda. Entraron a la línea 1 del Metro de Caracas y todo para visibilizar la crisis que atraviesan los pacientes que están sin tratamiento y a los 2000 niños cuyas madres, portadoras del virus, no pueden amamantar porque en este país no hay fórmulas lácteas.

Caracas. No eran sino 10 personas. Todas llevaban unas pancartas alusivas a la escasez de reactivos para las pruebas de VIH-Sida, de fórmulas lácteas y de antirretrovirales. Se concentraron en la plaza Pérez Bonalde de Catia, donde el movimiento estaba determinado por las compras de alimentos. Cuando las pancartas se alzaron y fueron desfilando por el bulevar más de un transeúnte volteó, leyó y puso cara de asombro.

El VIH es un virus escondido, los de a pie casi nunca manejan referencias sobre esta enfermedad en el país o el número de casos que existen. No saben que quizá la persona que está a su lado es portadora. Solo cuando alguien se acerca y se declara infectado, se produce en la persona una reacción hacia el tema, generalmente con tendencia al rechazo.

Pero con esta marcha organizada por Accsi de Venezuela, Acción Ecuménica, Amigos por la Vida, Dame Letra, Unión Afirmativa y la red LGBTI, el resultado fue otro.

Las 10 personas que conformaban la protesta no gritaron, no tocaron pitos, no llevaban banderas de ningún color. Solo caminaron en silencio por todo el bulevar de Catia para visibilizar la precaria situación de más de 77.000 pacientes con esta patología que hoy en día corren el riesgo de morir porque no hay antirretrovirales ni se están alimentando bien.

Alberto Nieves, de Accsi de Venezuela, dijo que hay una emergencia humanitaria y destacó que justo hoy —Día Mundial de la lucha contra el VIH-Sida— su intención es hacer un llamado de atención al gobierno venezolano.

Protesta, pacientes con VIH exigen medicinas.
Varias organizaciones, con pancartas en manos, visibilizaron que los pacientes con VIH no tienen medicinas.

Pedimos al ministro Luis López, quien también es el presidente de los Seguros Sociales que firme las órdenes —son 22 millones de dólares— para la adquisición de antirretrovirales, de fórmulas lácteas y de reactivos para la realización de las pruebas y cargas virales.

Este último año hubo un fuerte desabastecimiento y el monitoreo hecho por la red Gente Positiva es que en los depósitos del Sefar, de los 27 antirretrovirales, solo están disponibles 5.

Protesta, pacientes con VIH exigen medicinas.
Hicieron un alto en el Metro para exponer la crisis.

Todavían no han podido tener una audiencia con el ministro actual. Con el anterior tampoco lograron hablar.

Por eso esperamos que hoy 1° de diciembre firme las órdenes de compra. Esto que está ocurriendo es una violación a los Derechos Humanos, es una violación a la vida de mujeres, hombres y niños. Las muertes se han venido incrementando desde el 2001, las estadísticas hablan de 75 %. Eso es demasiado. Paralelamente a eso, las personas con VIH tienen complicaciones de salud adicionales, como hemofilia, cáncer, cardiovasculares, infecciones agudas. Es muy crítico lo que está sucediendo.

Lee también
En Venezuela no hay forma de saber si una persona se contagió de VIH-Sida

La marcha llegó en una primera tanda hasta la estación del Metro Plaza Sucre, entraron al subterráneo y en los vagones hicieron lo mismo. Los usuarios los dejaron mostrar sus pancartas y uno que otro coincidió: “Es verdad que no hay condones y si se encuentran, son muy caros”.

A su salida en Capitolio se encontraron con la cola de las personas que estaban por tramitar el carnet de la patria. Les mostraron sus pancartas. No hizo falta nada más para captar la comprensión de los otros: “Es que no tienen antirretrovirales”, expresaban.

A Mauro Velez, de Acción Ecuménica, le pareció pertinente hacer esta movilización, pues los más afectados son los jóvenes de 15 a 25 años.

Esos son los nuevos contagios que estamos viendo, porque hay una muy baja cultura preventiva. El año pasado al servicio nos llegaba un caso al mes de un chico infectado, pero este año no llevamos las estadísticas porque no hemos podido hacer pruebas debido a la falta de reactivos.

Protesta, pacientes con VIH exigen medicinas.
La protesta llegó hasta los vagones.

Continuaron su camino por la Hoyada, Sabana Grande, Altamira y Parque Cristal.

A la caminata no se sumaron más personas. Los mismos 10 que comenzaron, terminaron, pero el objetivo se cumplió: hacer público y del dominio de la gente la crisis que viven las personas con VIH. “Y partimos desde Catia, porque esa es la zona más vulnerada y desasistida”, dijo Nieves.

Protesta, pacientes con VIH exigen medicinas.
Protesta por mediacamentos contra el VIH desde Catia hasta Altamira.
Protesta, pacientes con VIH exigen medicinas.
Protesta por mediacamentos contra el VIH desde Catia hasta Altamira.

Fotos: Francisco Bruzco

Videos:  Mabel Sarmiento Garmendia



Participa en la conversación