Según la Encuesta sobre Condiciones de Vida Venezuela 2014 ocho de cada diez personas piensan que los van a robar cuando se montan en camionetica

Yohana Marra / @yohanamarra

Caracas. Con el Cristo en la boca van ocho de cada diez venezolanos en el transporte público, según los resultados de la Encuesta sobre Condiciones de Vida Venezuela 2014. Es decir, 78% de los ciudadanos tienen miedo de que lo roben o ataquen dentro de las unidades.

Según el director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), sociólogo Roberto Briceño León, la gente no solamente tiene temor de utilizar el Metro o las camioneticas, sino que también a 79% le da guillo que los atraquen en otras partes de Caracas y a 64% que los bajen de la mula en la calle durante el día.

“Este es el venezolano común, la clase media, baja, que cuando se montan en el jeep, el bus o la camionetica se tienen que meter el celular en las medias porque creen que se lo van a robar. O la señora que busca meterse el dinero en la parte de abajo del sostén por el miedo”, explicó.

Se perdió la libertad

De acuerdo con la investigación hecha por las universidades Católica Andrés Bello, Central de Venezuela y Simón Bolívar, 8 de cada 10 venezolanos (85,60%) considera que la violencia ha aumentado en el país, mientras que 6 de cada 10 (59,70%) cree que la situación se ha puesto candela por su comunidad. Nada más 7,70% piensa que disminuyó.

Por esta razón 62% de los encuestados ha dejado de ir a lugares para divertirse y 60% prefiere no salir de compras. “Por temor dejan de hacer la mayoría de las cosas, se perdió la libertad”, apuntó.

Lee también
El Metro de Caracas lo limpian solo con agua por falta de insumos (III)

Otro efecto negativo es que uno de cada tres personas (31,30%) siente la necesidad de mudarse a otra zona o del país.

“Generalmente quieren irse del barrio porque alguno de sus hijos tiene problemas con los que controlan el lugar, entonces deciden mandarlos con otros familiares fuera de la comunidad”, finalizó.



Participa en la conversación