Luego de una protesta de las comunidades indígenas y con un día de retraso, el Consejo Nacional Electoral proclamó a Emilio González (de Independientes por el Progreso) como ganador en el municipio Gran Sabana y único alcalde adverso al chavismo en la región.

Puerto Ordaz. Entre 11 alcaldías y más de 240 mil 500 kilómetros cuadrados, la oposición en el estado Bolívar solo ganó una de ellas: la del municipio Gran Sabana, uno de los más extensos de la región.

La proclamación ocurrió prácticamente un día después de las elecciones. El mismo domingo en la noche, voces regionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) celebraban una “victoria total” en el estado Bolívar. Pero no: un desconocido en la política, Emilio González (postulado al cargo por la organización local Independientes por el Progreso) fue el punto diferenciador en el enrojecido mapa del estado.

El resultado ajustado retrasó el anuncio: 47 votos de diferencia. 2 mil 471 personas votaron por González; 2 mil 424 por José Martínez Vega, del partido oficialista.

Hizo falta inclusive cierta presión de calle, y comunidades indígenas de la zona cerraron carreteras y entradas a los aeropuertos para que la junta municipal del Consejo Nacional Electoral se pronunciara.

“El gobernador reconoció que el que ganó fue Emilio, porque tomamos acciones, cerramos las vías como forma de protesta. Desde las 4:00 de la mañana no dejamos pasar gandolas y la gente tomó el aeropuerto”, declaró a la periodista Jhoalys Siverio, de Correo del Caroní, Richard Fernández, cacique de la comunidad Kumarakapay.

Una leve diferencia

Ni siquiera los bastiones opositores en el estado, los municipios Heres y Piar, se salvaron de la arrasada chavista, propiciada por el llamado a abstención y a la ausencia de una estrategia por parte de las facciones contrarias al oficialismo.

Las proclamaciones de los nuevos alcaldes pesuvistas fueron en actos públicos, en plazas y avenidas, y a plena luz del día: la ventaja de la victoria permitió a la tolda oficialista desplegar su fiesta en todo el estado.

Todo fue muy distinto a lo que pasó en la madrugada del 18 de octubre, cuando, en la oscuridad y entre tanquetas de la Guardia Nacional para frenar la protesta de Andrés Velásquez y de sus seguidores, quienes desde el mismo día de la elección, el 15 de octubre, cantaron fraude, el CNE impuso al militar Justo Noguera como gobernador.

Foto Cortesía



Participa en la conversación