El combinado criollo logró su primera victoria en el Mundial 87-71 ante Costa de Marfil y se jugará la clasificación el miércoles ante el combinado anfitrión.

Caracas. Venezuela cumplió. La Vinotinto se sacó la presión del estreno mundialista y capitalizó la flojísima defensa de Costa de Marfil para vencer por sexta vez en competiciones oficiales a un combinado africano. Con el 87-71 final, los Guerreros se jugarán el pase a la segunda ronda en la última jornada de la fase de grupos del mundial de baloncesto ante China, que cayó en tiempo extra 76-79 ante Polonia.

El coach argentino Fernando Duró repitió el cinco inicial de Polonia con Heissler Guillent, José Vargas, Miguel Ruiz, Néstor Colmenares y Dwight Lewis Padrón, quien se recuperó de una contusión en su pie izquierdo. “Pasamos el debut, pasamos los nervios y nos soltamos. Vi al equipo jugando al baloncesto y eso me dejó tranquilo”, comentó el estratega tras la victoria.

En el primer período, Venezuela limitó la ofensiva de Costa de Marfil con el trabajo de Ruiz al impedir las segundas oportunidades e incomodar las penetraciones en la pintura. En el ataque, el quinteto criollo aprovechó el frágil repliegue africano e incluso se dio el lujo de tomar tres rebotes en una transición. Además desde el perímetro hubo efectividad con cuatro triples y desde el banquillo de suplentes, Windi Graterol dio su aporte en los tableros. La Vinotinto mandó en los primeros diez minutos 26-17.

El 5-0 marfileño de los segundos diez se enfrió con un par de triples de Guillent. Los africanos trataron de ajustar la defensa al marcar en zona, a lo que Duró respondió al incluir a Gregory Vargas junto a Guillent. El segundo siguió caliente como tirador al encestar tres intentos desde la larga distancia, dos dobles y un tiro libre. Costa de Marfil no pudo descifrar la defensa de los Guerreros y falló mucho en la pintura. La ventaja vinotinto al medio tiempo se estiró a 17 con el 49-32.

Lee también
La Vinotinto de básquet no creyó en cuentos chinos y avanzó a octavos

En la reanudación, la selección venezolana mantuvo la concentración defensiva y siguió incomodando a los marfileños en la pintura, incluso con la segunda unidad en el tabloncillo. El juego interno de los africanos se mantuvo errático, si bien en el parcial equilibraron 24 a 24, lo que dejó intacta la diferencia de 17 para los de Duró. Con pizarra  73-56 entró Venezuela a los últimos diez.

En el cuarto período, la ventaja criolla permitió rotar el cinco y empezar a pensar un poco en el decisivo duelo ante China. La defensa marfileña siguió siendo desordenada, más allá de la tibia presión que intentó hacer sobre Guillent. Dos triples de Jhornan Zamora enfriaron un poco la reacción de Costa de Marfil, aunque Venezuela no cerró bien. Un tiempo de Duró volvió a ajustar al equipo.

El 42 % perimetral en la ofensiva fue clave para la victoria al igual que los 22 puntos capitalizados por pérdidas. Venezuela “regaló” solo 13 balones, aunque quizás descuidó un poco la marca desde la larga distancia y concedió un elevado 48 % a los africanos. Esa relajación impidió limitar el ataque marfileño a menos de 70 puntos.

Los mejores de la ofensiva criolla fueron Guillent con 31 puntos y Zamora con 14. Por Costa de Marfil destacó Charles Abduo con 16 tantos. El próximo partido de la Vinotinto será el miércoles a las 8:00 a. m. ante el combinado anfitrión.


Participa en la conversación