Trabajadores de Gas Comunal continuarán bajo la nómina de Pdvsa Gas, sin embargo, el dinero recaudado por la venta del gas será administrado por el gobierno de Carabobo y en los próximos días ajustarán las tarifas del costo de los cilindros.

Valencia. El lunes 4 de junio, los trabajadores de Pdvsa Gas Comunal en Carabobo fueron notificados de que la distribución y venta del gas doméstico en la región quedará bajo control exclusivo de la Gobernación del estado.

De acuerdo con el relato de trabajadores, que prefirieron ocultar su identidad por razones de seguridad, en la comunicación les indicaron que Pdvsa Gas Comunal se encargaría de cancelar la nómina, y la distribución y la administración del dinero recaudado de las cuentas del producto estará a cargo del gobierno de Rafael Lacava.

Los trabajadores con molestia detallaron que durante la reunión les explicaron que la población pagará por el gas «lo que vale» y que en los próximos días darán los precios.

También manifestaron que al parecer dejaron entrever que se preparan para privatizar las plantas, pero no darán prioridad de compra a quienes fueron expropiados y se encargaron por años de distribuir el producto.

Lee también
Venezolanos sufren sin gas mientras Pdvsa asegura que el producto sobra

El 6 de noviembre de 2018, a través de un boletín de prensa, se conocieron las primeras intenciones del gobierno regional de tomar el control de la distribución y venta del gas en la entidad carabobeña, cuando el secretario de gobierno de Carabobo, Jesús Santander, informó que los 14 alcaldes se encargarían de la logística para la distribución del gas doméstico en la región.

En esa oportunidad explicó que realizarían censos en todas las comunidades para lograr la distribución equitativa del hidrocarburo y advirtió que era una orden que debía ser acatada por la gerencia de Pdvsa Gas Comunal. También indicó que habían comprado tres chutos, que se unirían a la flota de unidades para trasladar el gas hasta Carabobo desde la plantas de llenado.

A 7 meses, no se ha cumplido el anuncio del secretario Santander sobre los censos. En Carabobo se ha agudizado la crisis por la falta de gas doméstico, que ha llevado a que en algunos casos los ciudadanos sumen más de tres meses sin recibir el servicio y que al menos una o dos veces por semana se realicen protestas por la falta de este rubro.

Durante las protestas, se ha podido conocer que los cilindros son cobrados a precios exorbitantes y hasta se comercializan en dólares.

Lee también
Fallas de distribución obligan a hacer largos recorridos para obtener gas en Anzoátegui

Ante la falta de gas, han surgido dos nuevas formas de negocio, como la venta de leña y de cocinas a leña, que pueden costar unos 20 dólares, mientras que los paquetes de leña con cinco láminas, hasta el pasado mes de abril costaban 5.000 bolívares. También recibían como pago alimentos no perecederos.

La crisis del gas doméstico también alcanzó las escuelas públicas que ofrecen el Plan de Alimentación Escolar (PAE). El 80 % de las 690 instituciones educativas en Carabobo cocinan a leña pues no reciben el despacho de gas por parte de la empresa Pdvsa Gas Comunal.

Asimismo, en las 360 escuelas que dependen del gobierno regional de Rafael Lacava ni siquiera cocinan alimentos porque en lo que va de año escolar 208-2019 no han sido abastecidos por el PAE.


Participa en la conversación