La contaminación hace estragos en las aguas del estuario ícono del Zulia y mata poco a poco al lago más grande de América Latina.

Maracaibo. Este miércoles 24 de agosto se cumplen 518 años del avistamiento del Lago de Maracaibo por Alonso de Ojeda, Juan de la Casa, Américo Vespucio y Martín Fernández. De ese lago cristalino descrito por los exploradores ya no queda nada.

A 55 años de la inauguración del Puente General Rafael Urdaneta, la realidad que lo rodea está compuesta de aguas nauseabundas y orillas llenas de basura y lenma.

En pleno casco central, en una de sus orillas, está el mercado de mayoristas Las Pulgas, principal ente contaminante del estuario debido a que sus comerciantes vierten desechos de todo tipo en sus aguas, que luce ennegrecida y putrefacta.

Daniel González vive hace cinco años en la orilla del Lago, en la parte del estacionamiento del mercado, que ya no cumple esa función sino la de albergar toneladas de basura. Ahí come, se baña y duerme.

Yo ayudo a los buhoneros a desarmar la mercancía y ellos me regalan verduras, con eso hago sopa todos los días y junto con otros amigos que también viven aquí hacemos una vaca y compramos los aliños. A las cinco más o menos es la hora del baño cuando la lemna baja y se pone más clarita la orilla, ahí nos bañamos todos, y después a dormir, contó González.

José Beltrán, por su parte, comentó que con la recolección del plástico “se bandea”. Sin embargo, lamentó que el Lago esté en las condiciones de contaminación en las que está.

Todos debemos hacer algo para sanear el lago. Esto antes era clarito y bien bonito, ahora no se aguanta el olor, pero nadie hace nada. Yo vengo para acá todos los días desde hace ocho años a recoger las bolsas y botellas, eso lo vendo. También me como lo que esté bueno.

Jairo Centeno vende arepas en esa orilla del Lago. Criticó que los entes gubernamentales no hagan nada para su saneamiento. Dijo que los derrames petroleros, las embarcaciones varadas y la inconsciencia de la gente tienen al Lago “con una herida abierta que aunque todavía se puede cerrar, nadie quiere hacerlo”.

Lee también
Fospuca pidió a Baruta 10 días para restablecer servicio de recolección
Uno de sus principales contaminantes es el mercado

El Lago de Maracaibo conforma un cuerpo de agua ubicado en el occidente de Venezuela y denominado una gran bahía semicerrada y salobre, con una superficie de entre 13.210 a 13 820 Km2. Es considerado el más grande de Latinoamérica y el 19° entre los lagos más grandes del mundo.

Los más recientes registros geológicos demuestran que el Lago de Maracaibo es el segundo más antiguo de la Tierra, con una antigüedad entre 20 y 36 millones de años. Se trata de una de las zonas de mayor riqueza petrolífera del mundo con más de 15.000 pozos perforados en su cuenca desde 1914.

En esta área también se presenta el Relámpago del Catatumbo, fenómeno que mediante 1.176.000 relámpagos por año, genera hasta cerca del 10 % del ozono atmosférico del planeta.

El Puente espera ser declarado Monumento Nacional

El Puente sobre el Lago es considerado una de las obras de mayor trascendencia en el país, por su profundo impacto geoeconómico y político. Por estas razones, en 2002 fue declarado Bien de Interés Cultural por el Instituto de Patrimonio Cultural, según la Gaceta Oficial No 37.574.

Sin embargo, pese a que el ente solicitó al expresidente Chávez, el mismo año, que lo declarase Monumento Nacional, hasta ahora no se ha logrado.

El largo total del puente es de 8687 metros, con 17,40 de ancho y 4 canales de circulación. La altura central es de 50 metros sobre la superficie del lago, lo que permite el paso por debajo de buques de gran calado.

Fotos: Cortesía | José Nuñez



Participa en la conversación