La ausencia de estudiantes y de maestros en las escuelas fue cercana al 90 %. Los padres decidieron no llevar a sus hijos a clases por temor a quedarse sin combustible. En la Universidad de Carabobo suspendieron las evaluaciones tanto en el campus Bárbula como en La Morita, en Aragua.

Valencia. La falta de gasolina que sufre el estado Carabobo desde hace ocho días, y que también afecta a buena parte del país, dificulta cada vez más la movilización de los ciudadanos para cumplir con sus actividades diarias. En las escuelas el problema se ha hecho evidente: el ausentismo escolar se ubicó en este inicio de semana en 90 %.

Guillermo Padrón, presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FMV), capítulo Carabobo, dijo que, de acuerdo con los informes recibidos, la asistencia de estudiantes a las escuelas públicas en los 14 municipios fue solo de 10 %. Esa fue la misma cantidad de maestros que lograron acudir a su jornada diaria.

Padrón señaló que la asistencia de docentes fue baja debido a la escasez de gasolina y la falta de transporte público y por el incremento de tarifas en la Gran Valencia a 500 bolívares.

Con este nuevo aumento se pulveriza el salario de los docentes, no pueden costear ese servicio, a las escuelas irán los maestros que vivan cerca de las escuelas donde trabajan, dijo.

En la entidad hay 690 escuelas nacionales y 360 que son dependientes de la Gobernación de Carabobo.

Teresa Quintero aseguró que no pudo enviar a su hijo al colegio, pese a que el plantel se encuentra a 10 minutos de su residencia en la avenida Bolívar Norte de Valencia: “Me queda menos de un cuarto de tanque y me da miedo rodar así, que se me dañe la bomba de la gasolina, además las colas son infernales, de mi casa en La Alegría hasta las Cuatro Avenidas de Prebo son 10 minutos”.

Lee también
Venta de gasolina por terminal de placa no garantizó suministro en bombas de Bolívar

José Torres también manifestó que decidió que su hija no asistiera a clases por la falta de combustible. “No tenía gasolina suficiente para llevarla al colegio que es en la avenida Bolívar de Valencia, el trayecto es como de 10 kilómetros”. Torres, que reside en el municipio San Diego, manifestó que dedicará varias horas de la tarde a hacer colas en alguna estación de servicio que cuente con combustible.

Yolanda Rodríguez, madre de dos hijos, indicó que tampoco envió sus hijos a clases este lunes, por no contar con suficiente gasolina en el tanque de su vehículo.

UC suspendió evaluaciones

La rectora de la Universidad de Carabobo (UC), Jessy Divo de Romero, informó que la asistencia estudiantil se ubicó en 37 %. Asimismo, ratificó que las evaluaciones académicas se mantendrán suspendidas en el campus Bárbula y La Morita (Aragua).

Aseguró que, pese a los problemas generados por la falta de combustible, las 27 rutas del transporte estudiantil pudieron realizar su recorrido.

La UC cuenta con tan solo 6 unidades de transporte estudiantil operativas, mientras que 54 se mantienen paralizadas por falta de mantenimiento y repuestos.


Participa en la conversación