Las fuentes de plazas emblemáticas de Caracas convertidas en depósitos de basura

fuentes de las plazas más emblemáticas

Fundapatrimonio ha enviado informes a la Alcaldía de Caracas con el fin de solicitar el presupuesto para la restauración de los espacios públicos, pero no han recibido respuestas. Mientras esto sucede, transeúntes piden que las autoridades encargadas de preservar los sitios urbanos realicen el respectivo mantenimiento.

Caracas. Las fuentes de las plazas más emblemáticas de la capital no funcionan. En los chorros de agua que brotaban hace unos pocos meses solo quedan fosas repletas de papel, bolsas de chucherías y hojas secas. Estos espacios, antaño epicentro de diversas actividades culturales, recreativas y deportivas, hoy en día están abandonados y son presa de la desidia.

Una de las plazas más emblemáticas del centro caraqueño es la Diego Ibarra, un espacio público ubicado en el casco central, pero que ha perdido todo su atractivo. La ausencia de mantenimiento ha ocasionado filtraciones, los drenajes destruidos, las placas y baldosas resquebrajadas.

Este sitio, inicialmente, fue edificado en mármol y granito. Contaba con tres fuentes: una principal ubicada al oeste y otras dos situadas al norte y sur, todas ellas con juegos de iluminación. Luego de un largo proceso de deterioro, producto de las ventas informales, el lugar fue reinaugurado en el año 2011.

La plaza está rodeada por el Consejo Nacional Electoral, que se convierte en una transición de área techada y de calle-edificio. Tiene una conexión peatonal interna con el Centro Simón Bolívar y el Palacio de Justicia, dos edificios de carácter monumental. Los elementos formales resaltantes son las fuentes que se encuentran rodeadas de jardineras, y el espacio cóncavo donde se ubica el mural. El espejo de agua central es denominado La Aguja, una obra del escultor Luis Alfredo Ramírez con figura de metal helicoidal en forma ascendente de unos 20 metros de alto.

No obstante, el mal estado de conservación de La Aguja en la actualidad evidencia que las bombas de agua están inoperativas. Las losas del piso de la fuente están partidas, la acera se ve copada, hay desechos domésticos y matas. En las noches, según comentaron transeúntes, no hay alumbrado público e incluso durante el día van con el temor de ser víctimas de robo. El mal olor y las moscas dan cuenta de la falta de limpieza.

Foto: Tairy Gamboa

Marco Antonio Torres, quien leía su libro en un rincón de la plaza, dijo que desde hace tres meses no ve que salga agua por esas tuberías. El sitio permanece en la oscurana y la poca vigilancia hace que se recoja temprano.

No sé dónde está la Venezuela bella que prometió el Gobierno, pero aquí se evidencia que todo es pura farsa. No he visto que limpien ni siquiera el Centro Simón Bolívar que está aquí al frente, menos lo harán con la fuente, sostuvo Torres.

Foto: Tairy Gamboa

Gustavo Izaguirre, decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, dijo que una plaza se denomina como un espacio público libre, donde existe el contacto entre dos o más personas. Explicó que estos sitios tienen vida por la actividad comercial y es por ello que la gente contempla, visita y camina por todo el lugar.

Según Izaguirre, las fuentes de las plazas más emblemáticas van acompañadas de iluminación que cambian con chorros laterales los cuales, a su vez, sirven para ordenar el tráfico. Exige que el mantenimiento de las plazas debe ser frecuente y no una limpieza de un solo día.

fuentes de las plazas más emblemáticas
Plaza Madariaga. Foto: Tairy Gamboa
La ruta del deterioro 

Más deterioro se evidencia en el Paraíso, donde coexisten dos plazas en una sola: la Páez y la Madariaga. Forman parte de uno de los espacios públicos más antiguos de la capital y que ofrece 10.410 metros de espacios para el disfrute de los habitantes. Sin embargo, vecinos reclaman que la jardinería está seca, el parque Biosaludable se mantiene sucio y hay quienes prefieren no utilizarlo. También hay montones de papelillos, bolsas de chucherías y hojas secas tiradas en el piso.

Los residentes afirman que los tres espejos de agua están secos desde hace años y que ahora solo sirven como depósitos de desechos. Ahí duermen personas en situación de calle y juegan pelota los muchachos del sector.

Foto: Tairy Gamboa

“He vivido aquí toda mi vida desde chamito y recuerdo que antes esta plaza era muy transitada, realizaban eventos y el mantenimiento era impecable. En este lugar aprendí a manejar bicicleta y di mi primer beso, pero desde hace diez años que se ha profundizado el deterioro. Recuerdo que en tres ocasiones entre los mismos vecinos limpiamos este espacio porque los organismos no atienden nuestros llamados de atención con respecto a la falta de mantenimiento”, indicó Carlos Hernández, habitante de la calle Monte Elena de El Paraíso.

Foto: Tairy Gamboa

Crónica.Uno se dirigió hasta las oficinas de Fundapatrimonio, cuya responsabilidad es la acción material de rescate, preservación, conservación, restauración y mantenimiento del patrimonio cultural de la capital, para consultar sobre las fuentes que se encuentran sin funcionamiento.

Carlos Castillo, funcionario del organismo, explicó que ellos han enviado informes sobre la inspección del estado de las plazas a la Alcaldía de Caracas para solicitar presupuesto para la restauración. Pero, aun así, no han recibido respuestas desde hace dos meses.

Otras plazas que sufren del abandono

El epicentro de Plaza Venezuela –que fue inaugurada en 1940– es su fuente, que fue diseñada por el ingeniero Santos Michelena. En sus alrededores se aprecian monumentos de arte y desde el inicio del proyecto contaba con iluminación nocturna, una la escultura Abra Solar de Alejandro Otero y la Fisiocromía de Carlos Cruz-Diez.

Esta plaza tiene en su haber cinco remodelaciones. La última fue entre 2007 y 2009, restauración que se llevó a cabo en la zona por medio de Pdvsa La Estancia. En esa oportunidad se incorporó tecnología de punta en medios de control e iluminación por dispositivos de estado sólido, además se instaló música.

Foto: Tairy Gamboa

Hoy en día quienes transitan a diario por estos espacios presencian la falta de mantenimiento y el abandono de la fuente que antes abundaba en iluminación y que ahora ha devenido fosa llena de agua color papelón.

“He visto que ahora muchos indigentes utilizan los alrededores de la fuente para dormir y la poca agua que queda está muy manchada. Ya no es lo mismo de antes”, comentó Luis Moreno, quien ocupaba una de las banquetas de la plaza.

Por su parte, la plaza O’Leary, ubicada en El Silencio, para su recuperación la Alcaldía de Caracas emprendió trabajos de remodelación y restauración de obras y jardinerías con la siembra de distintas especies de plantas. Sin embargo, solo una de dos fuentes se encuentra operativa.

Una transeúnte que estaba sentada en el sitio comentó que a veces se apaga la única fuente que queda y que en la noche la iluminación es muy tenue.

fuentes de las plazas más emblemáticas
Plaza O’leary. Foto: Tairy Gamboa

La plaza El Venezolano no se escapa de la desidia. Aunque sus tres fuentes se mantienen llenas de agua, esta es de «color tamarindo». Las personas las utilizan para sentarse en los bordes.

Foto: Tairy Gamboa

Plaza Francia también se suma a la lista de fuentes sin los chorros de agua que deberían salir a la superficie. Además, en uno de los espejos el agua es de color amarillo y contiene restos de suciedad.

fuentes de las plazas más emblemáticas
Plaza Francia de Altamira. Foto: Tairy Gamboa
El bulevar Panteón no se salvó 

El bulevar Panteón, símbolo de historia venezolana y donde se ubican varias sedes gubernamentales (Cultura, Defensoría Pública, Inamujer) solo es concurrido durante el día. Los parques y objetos interactivos están desmantelados y la basura se encuentra por doquier.

“A las 4:00 p. m. estoy bajando la Santamaría porque la delincuencia es demasiado fuerte y aunque está un módulo de la policía eso no me asegura nada. Hace unos 10 años yo podía salir de aquí a las 6:00 p. m. sin problema, pero ahora la delincuencia ha tomado terreno”, expresó una comerciante del bulevar Panteón.

Quienes transitan por las fuentes de las plazas más emblemáticas de Caracas exigen a las autoridades que cumplan sus funciones de preservar los espacios públicos y patrimonios culturales.

fuentes de las plazas más emblemáticas
Bulevar Panteón. Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación