Las “perreras” en Caracas dejan un muerto y las autoridades no dicen ni “pío”

El uso de las “perreras” ya es oficial para ir y venir de El Junquito

Un hombre de 63 años cayó de una camioneta pickup en la vía La Yaguara-El Junquito. Ya van 26 fallecidos en dos meses, en todo el país, por el uso de transporte no adecuado.

Este viernes ese punto se analizó en un debate organizado por Caracas Ciudad Plural, donde condenaron el uso de los camiones y responsabilizaron a la Alcaldía de Caracas por el hecho.

Caracas. Un señor de 63 años intentó subirse a una pickup que pasaba por la avenida intercomunal de La Yaguara, como medida desesperada para llegar a su casa, ante la falta de unidades del transporte público. Se cayó, pegó la cabeza del asfalto y murió al instante.

El evento ocurrió a eso de las 6:00 p. m. de este jueves 14 de junio. Más de 200 personas —según dato aportado por un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana— estaban en la parada y muchos recurrían a esa opción para poder subir a El Junquito.

Fernando Moreno Bernal no tuvo suerte y, lamentablemente, hoy engrosa la lista de 26 fallecidos como consecuencia del uso de camiones, incluso de carga, como medio de transporte.

Su muerte desencadenó una protesta, la segunda esta semana, en esa zona del oeste capitalino, precisamente por la falta de camionetas.

En respuesta llegaron camiones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para hacer la misma labor que desde febrero vienen efectuando las llamadas “perreras” habilitadas por la Alcaldía de Caracas.

Tercera edad y “perreras” no van juntos

Carlos Julio Rivero, del Comité de Pensionados y Jubilados, alertó justamente que los viejitos, quienes ya no tienen la posibilidad de usar las unidades convencionales —no los dejan subir y además no tienen efectivo para pagar el pasaje— corren mucho riesgo al subirse a esas unidades y, por tanto, exigió conformar un comité más amplio de usuarios y adelantar las solicitudes de reuniones con el nuevo ministro de Transporte Hipólito Abreu, ligado al movimiento Tupamaro.

En la ruta La Yaguara-El Junquito había 130 camionetas, algunas con aire acondicionado. La falta de insumos para su mantenimiento hizo que la oferta bajara a cerca de 30 vehículos, según argumentan los representantes de las líneas que operan en ese sector del oeste de Caracas.

Usuarios en medio de la crisis

Esta historia inicial fue parte de un debate que se desarrolló en el Colegio de Ingenieros de Caracas, donde se pretendía entender y buscar soluciones a la crisis y escasez del transporte público.

Luis Alberto Salazar, presidente del Comité de Usuarios del Transporte, participante, dio la noticia conocida además por el grupo de panelistas conformado por José Luis Trocel, secretario Ejecutivo del Comando Intergremial del Transporte; José Bracho, edil del municipio Libertador por el PPT; Carlos Julio Rivero, del Comité de Pensionados y Jubilados y Carlos Julio Rojas, de la organización Caracas Ciudad Plural.

Salazar en su intervención dijo que las “perreras” las municipalizó en Caracas la alcaldesa Érika Farías:

Esos transportes no cumplen con ningún reglamento de seguridad. Ahora nadie quiere asumir la responsabilidad, cuando cualquier víctima es un problema de los ayuntamientos. Es el alcalde quien debe indemnizar a las víctimas desde el punto de vista legal. Ayer [jueves], luego de que ese señor muriera, la gente empezó a protestar buscando responsables del hecho, pero el conductor de la camioneta decía que iba pasando y la gente se empezó a subir. Entonces, ¿es él el responsable? No, es la alcaldía, pero hasta ahora nadie ha dado la cara.

Salazar hizo énfasis en que el uso de estos vehículos ha dejado en todo el país, en estos dos últimos dos meses, 26 muertes, 12 de ellas (nueve menores y tres adultos) cuando se trasladaban en un camión de carga en una vía del sector Los Azules, en el estado Mérida.

A los fallecidos sumó docenas de lesionados, muchos de ellos ciudadanos de la tercera edad que se ven imposibilitados para subirse a los camiones. Casi un metro de altura tienen que zanquear y, luego, no tienen defensas de donde sujetarse.

Lee también
Zulianos viajan en convoy por falta de transporte público

José Luis Trocel, secretario Ejecutivo del Comando Intergremial del Transporte, condenó el caso, “esas  muertes no deben ocurrir”, y criticó el hecho de que el Ejecutivo no esté dando respuestas adecuadas a este problema que “venimos alertando desde 2015”.

Sin embargo, lo que el Gobierno ha buscado es un enfrentamiento entre los transportistas y los usuarios, nos sacó del dólar Dicom. Aquí cerraron las ensambladoras: de 15 solo quedan tres. Un caucho nos cuesta 400 millones de bolívares, no han sincerado las tarifas, tampoco actualizado las concesiones.

De 300.000 unidades que tenía el transporte en el ámbito nacional, el interurbano, extraurbano y urbano, está operativo 10 %. Y lo que hacen es sustituirlo por las llamadas perreras. Lo grave es que observamos con pasmosa tranquilidad que la gente sube a esos carros.

Llaman a la protesta
Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que no se debe caer en el juego del Gobierno de Maduro que busca enfrentar a usuarios y transportistas, destacando que en realidad ambos —usuarios y transportistas— están pasando hambre. Llamó a crear un Comité por la Defensa del Transporte Público donde chóferes, vecinos, personas de la tercera edad y estudiantes protesten contra los verdaderos responsables que son el Poder Ejecutivo y a nivel municipal, la Alcaldía de Libertador regida por Erika Farías. Rojas informó que el 29 de junio realizarán una manifestación en la sede de Fontur, para exigir al nuevo ministro de Transporte, Hipólito Abreu, un verdadero debate sobre las crisis de este sector con amplitud.

En respuesta a la crisis, el edil por el PPT, José Bracho, presidente de Comisión de Obras Públicas y Servicios sacó de su carpeta un proyecto aprobado recientemente por la alcaldesa Farías: la creación de una empresa municipal del transporte, con participación de los sectores organizados.

Según dijo, ya se está implementando ese sistema en algunas comunidades como Ciudad Tiuna donde están funcionando cinco carros tipo Sedan, los autobuses de la circunvalación que están en seis rutas, “pero la idea es que los transportistas se sumen al proyecto, al igual que el comité de usuarios, que debe ser ampliado”. Dijo que pedirá un voto de censura en la Cámara Municipal de las “perreras”, término que cambió a “cuadrillas”.

Al final del día, los usuarios asistentes al debate —la línea más delgada de la crisis— contaron que no dejan de pasar ronchas. Bs. 40.000 les cobran si quieren ir a Los Teques, luego de una jornada de trabajo en Caracas. Los que viven en Catia, deben caminar largos kilómetros, al igual que los que van para Antímano o La Vega. Y los que usan las rutas troncales ven cómo a sus pies les salen raíces, de tanto esperar los jeeps que no llegan pasadas las 6:00 p. m.

Hasta por la autopista Francisco Fajardo, dicen, deben trasladarse a pie e incluso en camiones tipo volteo.

Foto: Francisco Bruzco/ Mabel Sarmiento Garmendia/Comité de Usuarios


Participa en la conversación