Este domingo ocho funcionarios del Sebin, encapuchados y armados, allanaron la residencia de la familia Toledo. Pese a su búsqueda por parte de las autoridades, el dirigente se presentará en la marcha del 1S.

Maracaibo. “Venimos por Lester Toledo y esta es una orden presidencial”, argumentaron ocho funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) al allanar la vivienda del diputado al Consejo Legislativo del Estado Zulia. Iban encapuchados, vestidos de negro, armados, con chalecos antibalas y sin mostrar menor documento para la intervención.

El hecho ocurrió a las 10:30 pm de este domingo, asegura Yenny Chacín, esposa del también dirigente de Voluntad Popular (VP). Relata que los efectivos ingresaron a su residencia violentamente y le ordenaron abrir la puerta, amenazando con derrumbarla con las herramientas que portaban si se negaba.

Lilian Tintori, esposa del líder de la tolda naranja, denunciará la persecución del dirigente regional ante la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU). A pesar de esta situación, Lester Toledo y su esposa asistirán a la marcha de este 1° de septiembre en Caracas.

El grupo de uniformados permaneció más de media hora en su casa para la requisa. Cuatro camionetas del organismo continúan a las afueras del edificio para revisar a todas las personas que entran o salen del inmueble, explica Chacín. “No les importó que Amanda estuviera ahí, mi hija estaba muy asustada. Responsabilizo al Gobierno nacional y regional de todo lo que pueda pasarle a mi familia”, sentenció.

Lee también
MUD movilizará 10.000 zulianos a la Toma de Caracas

“A estos hombres no les importó que en el apartamento estaba mi hija, revisaron toda la casa buscando a Lester”, asegura la esposa de Toledo. “No respetaron la inmunidad parlamentaria de mi esposo ni las medidas de protección que nos otorgó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) el pasado 4 de junio, ni la que nos otorgó el 17 de mayo la Fiscalía de la República en la que se garantiza la protección de toda la familia”.

Por su parte, el coordinador regional del partido, Ángel Machado, expresó que «persiguen a Lester Toledo porque ha denunciado la corrupción en el Gobierno regional». Añade que esto se trata de “otro capítulo de la dictadura” que evidencia el temor del Gobierno.

Indicó que las recurrentes persecuciones en contra de representantes de VP se deben a que el Gobierno se siente amenazado y utiliza el recurso de la violencia para crear miedo y zozobra entre los ciudadanos. “Este Gobierno no tiene miedo y nosotros tampoco. Este 1° de septiembre le pondremos la mano en el pecho a la dictadura para frenar su avance y decirles que su tiempo en Miraflores está llegando a su fin”, subrayó.

Foto: Cortesía Voluntad Popular


Participa en la conversación