Los directivos detenidos por solicitud de la Fiscalía son el presidente ejecutivo, Oscar Doval, los vicepresidentes Jesús Irausquin, Carlos Lorenzo, Pedro Pernía y Belinda Omaña, así como el consultor jurídico, Marco Ortega; además de los gerentes Demián Romero, Liz Sánchez y Cosme Betancourt, al igual que los oficiales de cumplimiento Teresa De Prisco y Carmen Lorenzo.

Caracas.  El Ministerio Público, bajo la dirección del fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, solicitó orden de aprehensión contra la directiva de Banesco, que desde anoche se encontraba rindiendo declaraciones en la sede de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM).

Los directivos detenidos por solicitud de la Fiscalía son el presidente ejecutivo, Oscar Doval, los vicepresidentes Jesús Irausquin, Carlos Lorenzo, Pedro Pernía y Belinda Omaña, así como el consultor jurídico, Marco Ortega; además de los gerentes Demián Romero, Liz Sánchez y Cosme Betancourt; al igual que los oficiales de cumplimiento Teresa De Prisco y Carmen Lorenzo.

Este miércoles la institución financiera había informado vía Twitter que los directivos estaban rindiendo declaraciones en el DGCIM.

La detención de los 11 directivos de Banesco se produjo —según Saab—  luego de investigaciones realizadas en el marco de la operación “manos de papel” en la que hasta ahora han sido detenidos 134 personas. “Estamos en la cuarta fase del desmontaje de un sistema financiero paralelo que atenta contra el desarrollo socioeconómico del país”.

Lee también
¿Cuánto pagarán los ciudadanos por los servicios bancarios?

Saab responsabiliza a los directivos detenidos de participar en operaciones que “atentan contra la moneda nacional (…) Nos ha llamado la atención que las investigaciones de los cuerpos de justicia del país hayan encontrado que el 90 % de las cuentas asociadas a estas actividades ilícitas pertenecen a Banesco”.

En sus declaraciones, Saab aseguró que “luego de una inspección in situ efectuada por la Unidad Nacional de Inteligencia Financiera se detectaron reiteradas omisiones correspondientes al área de prevención y monitoreo contra la legitimación de capitales (…) Se encontraron reportes de actividades sospechosas inconsistentes, cantidad de clientes que realizaron transacciones desde direcciones IP ubicadas en el exterior, entre otras inconsistencia”.

El Ministerio Público indicó que Banesco estaba en la obligación de reportar las operaciones sospechosas y no lo hizo.

Hasta febrero (cifras más recientes de la Superintendencia de Bancos) Banesco poseía la cartera de crédito más grande la banca nacional, seguido del Banco de Venezuela.  En captaciones del público también estaba en primer lugar con 24,8%. En segundo lugar se ubica el Banco de Venezuela con 24,3%.

El Gobierno suele achacar los males de la economía a otros. En 2010 culpó de la especulación a las casas de bolsa que fueron cerradas, en 2013 arremetió contra las tiendas de electrodomésticos, ropa y calzado, estrategia que se repitió en 2014. En 2016 fue contra las jugueterías y entre 2017 y 2018 las acciones fueron hacia carnicerías, tiendas ropa y calzado y supermercados.

Sobre la actuación de la fiscalía, el diputado José Guerra destacó que “lo que pasa en el mercado paralelo no es culpa de los bancos. El Dicom no está dando divisas”.  La oferta del sistema complementario ha sido menor a 10 millones de dólares y las empresas que operan en el país han tenido que recurrir al mercado paralelo para adquirir los insumos que necesitan para producir. Las firmas económicas estiman que más de 80 % de las importaciones privadas son financiadas vía paralelo.

Lee también
Trasladarán 72 presos del Helicoide a distintos penales

“Rechazamos la persecución de la banca, porque los ciudadanos son los más golpeados”. apuntó.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Rafael Guzmán, agregó que “la banca es el principal mecanismo de pago. El Gobierno ataca todo lo que funciona”.

Foto AVN



Participa en la conversación