Dirigentes señalaron que vecinos en las zonas populares que participan en las manifestaciones reciben amenazas.

Caracas. Líderes comunitarios señalaron que la dirigencia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe acompañar a los ciudadanos de los sectores populares, para que se sumen a las movilizaciones de calle que se han efectuado desde el mes de abril.

Ángel Cacique, dirigente comunitario de Catia, indicó que la oposición debe cambiar las “reglas del juego”, esto es, no solo mantenerse en la calles sino dirigir un acompañamiento de los políticos hacia los sectores populares.

Cacique consideró que una de las estrategias que debe emplear la bancada opositora es ejecutar jornadas de conversatorios y reuniones con los vecinos, para definir un acompañamiento directo en la comunidad y entender los problemas que padecen en las zonas más vulnerables.

La MUD no solo debe convocar a marchas, también tienen que hacer jornadas de discusión con los sectores sobre cómo se resolverá la crisis porque la situación de hoy es insostenible para el Gobierno, aseguró.

Explicó que la participación de las zonas populares en las convocatorias no ha sido tan alta debido a que en las comunidades sienten presión y temor sobre represalias por parte de grupos paramilitares y “patriotas cooperantes” que constantemente vigilan a quienes participan o no en las protestas.

Con todo, apuntó que los vecinos de Catia se incorporan de manera paulatina a las movilizaciones. “Entre la misma gente se organizan para asistir a las marchas. Existe una gran solidaridad entre los manifestantes”, destacó.

El dirigente del partido Alianza del Lápiz, resaltó que los habitantes no salen a marchar porque deben cumplir sus horas de trabajo para traer alimentos al hogar , este es otro factor que se suma a la poca participación de las zonas populares.

Lee también
Analistas: Oposición debe redefinir las protestas para combatir el desgaste

Beisy Valdespino, líder comunitaria del sector Casalta III, coincidió en que la gente no participa de forma masiva porque muchos están pendientes de no descuidar el trabajo. Las personas también piensan en seguir trabajando para mantener sus empleos, algunos vecinos se sienten amenazados con perder su trabajo, por eso usan sus tiempos libres en la medida que ellos puedan participar para unirse a las movilizaciones, expresó.

Valdespino también recalcó que en el sector de Casalta III, grupos del oficialismo están identificando a la gente que participa en las marchas y en muchos casos las personas se unen a las movilizaciones de manera clandestina.

En Catia están amenazando a los líderes comunitarios y a las personas que aparezcan en fotografías de las marchas en sus redes sociales. Nosotros hemos presenciado el miedo que sienten los vecinos ante las constantes amenazas de grupos afectos al Gobierno, aseveró.

La líder comunitaria hizo un llamado a la dirigencia de la MUD a darle apoyo  los ciudadanos y hacerles entender que en las marchas no existe ninguna amenaza para exigir sus derechos. “[Decirle a] Los ciudadanos que no deben ir a una movilización con incertidumbre de que van a ser señalados o identificados, que todos estamos sumándonos para conseguir la paz que necesita el país”, subrayó.

Manuel Mir, líder vecinal en el 23 de Enero, puntualizó que la sociedad venezolana ha tomado conciencia en la necesidad de un cambio en el país: “Hay un despertar ciudadano, un despertar de la gente que exige mejorar a la situación de crisis del país, para que no exista discriminación de quienes piensas distinto” (sic).

Mir sostuvo que desde la parroquia El 23 de Enero, los vecinos han participado en las diversas manifestaciones para exigir mejoras a la escasez de alimentos, el salario y la inseguridad.

“La gente está saliendo a la calle porque la crisis está insostenible para el Gobierno, ahora la gente se está movilizando porque ya no ven otra alternativa que sólo sea la manifestación de calle”, agregó.

Betty Díaz, dirigente comunitaria en Petare, precisó que desde esa parroquia se están organizando entre los mismos vecinos. Además, explicó que los habitantes del sector se movilizan por su cuenta a las marchas sin ningún tipo de acompañamiento por parte de los dirigentes de la oposición.

“Todos nos vamos caminando, nos dirigimos siempre por nuestro propios medios. Aquí la gente protesta en sus espacios”, resaltó.

Díaz señaló que en el sector donde reside, en el Barrio Unión, los vecinos pueden protestar sin ningún problema. “Aquí nosotros hacemos cacerolazo y nadie nos dice nada”, dijo.

La líder vecinal invitó a la oposición que incentive la protesta en las zonas populares. “Los diputados tienen que traer la protesta a los sectores populares para que se sienta la lucha, con miedo no vamos a lograr nada. Creo que tenemos que salir todos y dar el todo por el todo así lleguemos cansados tenemos que seguir en la calle”, destacó.

Recomendó a la dirigencia opositora establecer conversatorios en todas las zonas populares del municipio Sucre. “Los dirigentes de la MUD tienen acercarse a la gente porque los medios no transmiten nada”, sentenció.

Foto referencial: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación