El mánager de Caribes Omar López manifestó su pesar tras la eliminación en semis de la tribu ante los Criollos de Caguas.

Caracas- Caribes de Anzoátegui se quedó a las puertas de la final. Los anzoatiguenses desperdiciaron dos veces la ventaja y cayeron 6-5 ante Criollos de Caguas, en las semifinales de la Serie del Caribe 2018 que se celebra hasta este jueves en Guadalajara, México.

La caída de la tribu prolonga a nueve años la sequía de cetros caribeños para el campeón de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP). El último monarca criollo del clásico de febrero fue Tigres de Aragua en 2009. La derrota generó un profundo pesar en el piloto oriental Omar López, quien se mostró decepcionado en la rueda de prensa postpartido.

“Me ha costado asimilar esta derrota. Teníamos un gran deseo de darle una alegría a Venezuela, pero no era para nosotros. Estoy muy orgulloso de los peloteros y del trabajo realizado. Me consta que en todos los partidos dieron el todo por el todo, pero las cosas no nos salieron bien, sobre todo al final del juego”, señaló el estratega, quien calificó de “falta de respeto” la celebración y el “perreo” del excaraquista Anthony García tras conectar un jonrón con las bases llenas en el sexto ante Nelson Molina que niveló 4-4 la pizarra. Los aborígenes retomaron la delantera con una rayita en el séptimo, pero Caguas volteó el marcador al pisar dos veces el plato en el octavo.

La derrota dejó a Caribes con marca general de 2-3 en la Serie. Los venezolanos vencieron a Dominicana y a México 15-4 y 6-4 y cayeron ante Cuba 6-4 y dos veces ante Puerto Rico 12-7 y 6-5.

Barquisimeto ratificada por ahora

La cita caribeña 2018 sirvió para ratificar a la ciudad de Barquisimeto como sede para la Serie del año que viene, al menos por ahora. En la rotación de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe, la capital larense iba a albergar el clásico este año, pero se optó por trasladarlo a Guadalajara debido a “falta de condiciones en Venezuela para montar el evento”.

Esas condiciones, en un contexto económico más complicado lucen todavía más cuesta arriba de garantizar para 2019, e inclusive hay dirigentes de la Lvbp que consideran “una utopía” la organización de la llamada Serie Mundial Latinoamericana en suelo crepuscular.



Participa en la conversación