El presidente a través del decreto de emergencia aprobó créditos adicionales por 7,6 billones de bolívares hasta julio.

Caracas. En lo que va de 2017 el presidente Nicolás Maduro ha aprobado incrementos salariales que ya le han costado al fisco nacional 6,8 billones de bolívares.

En siete meses, el jefe de Estado ha usado el decreto de emergencia económica para autorizar operaciones extraordinarias por 7,6 billones de bolívares, y de ese monto, 89 % ha sido para cubrir compromisos laborales con los empleados públicos y los pensionados.

Este año, el jefe de Estado ha autorizado tres aumentos del salario mínimo y del bono de alimentación. Y tras esos ajustes, también ha revisado la escala salarial de los trabajadores del sector público con lo cual el gasto adicional en materia de sueldos se ha disparado. En igual período de 2016 los créditos para obligaciones laborales fue 1,1 billones de bolívares.

No obstante, los ajustes de sueldos -que en el año han sido de 175 %- no le han ganado la carrera a los precios cuya variación supera el 240 %.

A las revisiones se suma, el tamaño de la nómina. El Estado cuenta con 2,7 millones de empleados públicos y el número de pensionados asciende a 3 billones.

El gasto extraordinario, que en gran medida se cubre con financiamiento monetario, ya equivale a 94 % del presupuesto de 2017 que fue 8,1 billones de bolívares.

Estas operaciones no son revisadas por la Asamblea Nacional como lo contempla la Constitución.

Lee también
Constituyente debatirá propuesta de adelantar regionales para octubre


Participa en la conversación