Desde hace dos años y tres meses el gremio solicita que se discuta la convención colectiva vía normativa laboral. Cerca de 600.000 trabajadores están afectados. Los dirigentes dicen que son los peores pagados y que el sueldo promedio en el sector ronda los 325.000 bolívares.

Caracas. De nuevo los trabajadores de la salud alzan su voz de protesta. La crítica situación salarial los ubica, según Eudomar Urrieta, secretario general del Sindicato Sunepsas-Caracas, en los peores pagados de la Administración Pública y con beneficios contractuales irrisorios, como es el pago del bono de transporte anual que está en Bs. 300.

De hecho, el salario promedio de un trabajador ronda Bs. 325.000 mensuales.

Por tanto, Urrieta, en nombre de más de 600.000 empleados afectados —incluidos 2400 jubilados—, pidió al presidente de la República, Nicolás Maduro, que llame a capítulo al ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, para que se siente a discutir la normativa laboral del sector salud.

Citó el desface de las cláusulas socioeconómicas, como por ejemplo la 29, referente al pago anual por textos y útiles escolares:


“No negamos que el Presidente ayude a otros venezolanos con la tarjeta del Buen Vivir, a través de la cual da a cada madre y padre, con hijo estudiando, Bs. 250.000, pero a nosotros nos dan 400 ó 300 [bolívares] anuales, que es lo que cuesta un pasaje diario en camioneta o, a lo sumo, 8 tickets multiabono para el Metro”.

Lee también
Canasta alimentaria en agosto subió 39 % y llega a Bs. 1,3 millones

Otra de las cosas que exigen actualizar de acuerdo con la inflación son los beneficios por beca. Según la última convención, el monto establecido es de Bs. 100 mensual, para un monto anual de Bs. 1200. Las primas por hijo también son irrisorias, de acuerdo con lo expresado por Urrieta: Bs. 150 mensuales; al igual que el pago para la dotación de los uniformes por trabajador, para lo cual les depositan un pago único de Bs. 20.000 anual y con eso deben comprar seis uniformes y los zapatos; para los servicios de oftalmología les dan Bs. 80 anual y para gastos médicos un aporte de Bs. 5000 cada año, pues ellos no gozan de HCM por ser trabajadores de la salud.

Los dirigentes gremiales se quejaron porque no los convocan para las discusiones desde hace cinco años y cada vez que van al Ministerio de Salud a reclamar sus derechos son amedrentados por los grupos de choque que pertenecen a las filas del partido de gobierno.

Urrieta, avalado por Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de Fetrasalud, aclaró que no han cobrado el aumento de 40 % decretado por el presidente, el pasado 8 de septiembre.

“Ya perdimos el poder de compra con esta economía que está enferma. Ocho decretos de emergencia ha hecho Nicolás Maduro y eso no ha mejorado la situación. Todo está dolarizado y nuestro salario no supera los 30 dólares al mes”, acotó Zambrano.

Foto: Mabel Sarmiento


Participa en la conversación