El vicepresidente de Economía y ministro de Producción mediante el régimen podrá efectuar efectuar ajustes en las empresas de hierro y acero y efectuar adjudicaciones directas.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro continúa otorgando poderes especiales a los funcionarios, y ahora el vicepresidente de Economía y ministro de Producción, Tareck El Aissami, tendrá mayores atribuciones con el fin de elevar la capacidad de las empresas básicas.

En la Gaceta Oficial N.º 41.434, el Jefe de Estado creó un régimen especial para la gestión operativa de las industria de hierro, acero y aluminio con lo cual el ministro tendrá amplias facultades para “la organización, gestión y administración de las empresas” de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Ya en abril el mandatario aprobó un régimen especial para el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, con el objeto de que se pueda elevar la producción petrolera, que en dos años ha perdido más del millón de barriles diarios. El Aissami cuenta con un sistema similar.

El decreto señala que el ministro podrá: efectuar modificaciones en las industrias de la CVG, ajustar los órganos de dirección, cambiar los procedimientos para procura y contratación, revisar los proveedores, establecer procesos especiales para las contrataciones, con lo que se permitirán las adjudicaciones directas y cambiar los estatutos sociales.

Lee también
Al directorio del BCV entran superintendente de precios y exvicepresidenta de Finanzas de Pdvsa

Luego de este régimen transitorio —que culmina el 31 de diciembre y es prorrogable por un año— se deberán generar propuestas para un régimen definitivo.

Cuando El Aissami estaba en la Vicepresidencia Ejecutiva tenía a su cargo las empresas básicas, y con su designación como ministro ese control pasó al nuevo despacho.

A cargo de la presidencia de la CVG estará Pedro Maldonado, viceministro de Industrias y exdirector del Banco Central. Maldonado está vinculado con El Aissami.

Foto: AVN



Participa en la conversación