Luego de que en la Constituyente se asomara la posibilidad de disolver el Parlamento, el dirigente del chavismo dijo que apoyará cualquier medida “contra un intento de sedición y de golpe de Estado por parte de la Asamblea Nacional” y que, de ser necesario, se iría “en el 2019 a un período de renovación del Poder Legislativo”.

Caracas. Luego de que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) asomara en su sesión del pasado martes la posibilidad de disolver la Asamblea Nacional (AN), Nicolás Maduro aseguró este miércoles que apoyaría las medidas que dicho organismo tome contra el Parlamento venezolano.

Durante una rueda de prensa internacional, Maduro dijo que lo que la ANC anunció es “revisar la conducta conspiradora, golpista, de esa mayoría de diputados y diputadas apátridas”, algo que calificó como “pertinente” y que respaldó totalmente dada la “traición a la patria” que significó apoyar, según él, la declaración del Grupo de Lima.

“He dado instrucciones a la vicepresidenta Delcy Rodríguez para que se estudie el decreto constituyente y ver cómo actuar. No está descartado que el Poder constituyente tome medidas radicales contra un intento de sedición y de golpe de Estado por parte de la Asamblea adecoburguesa”, dijo.

Ahora bien, con respecto a la posibilidad de disolver el Parlamento y adelantar elecciones, el propio Maduro informó que la última palabra le corresponde a la ANC y que él apoyará la decisión que se tome.

“Si la ANC decide, para enfrentar el golpe de Estado, adelantar las elecciones a la Asamblea Nacional, bueno, amén, así será, iríamos en este 2019 a un proceso de renovación del Poder Legislativo”, afirmó.

Lee también
Sindicalistas superaron policías y grupos de choque para entregar proyecto de ley de protección para trabajadores

Amenaza con disolver la AN pero llama al diálogo

Pese a las declaraciones contra la AN y referirse a algunos diputados (Julio Borges y Juan Guaidó) como “muérganos”, el mandatario aseguró estar abierto a un diálogo con la oposición y dijo que era algo que él esperaba “por el bien de Venezuela”.

“Somos de una cultura de diálogo, siempre hemos sido una cultura de diálogo porque nosotros los pobres del mundo y los luchadores sociales solo conocemos una palabra: diálogo, entendimiento, acuerdo. Yo ratifico mi deseo de diálogo político, con agenda abierta, cara a cara, pero eso sí: con las cartas sobre la mesa”, sostuvo.


Participa en la conversación