Maduro insiste con llamar a diálogo a la oposición y dice que no dejará de vender petróleo a EE. UU.

El mandatario dijo que la ruptura de relaciones no es con el pueblo estadounidense sino con el gobierno de Donald Trump. Maduro también señaló que seguirá exportando productos a EE. UU. y que espera que las relaciones “florezcan”.

Caracas. Nicolás Maduro ofreció este viernes una rueda de prensa con medios internacionales, en el mismo momento en que el presidente de la Asamblea Nacional y proclamado como presidente interino, Juan Guaidó, ofrecía una rueda de prensa-acto político en la plaza Bolívar de Chacao. Maduro reiteró su disposición a un proceso de diálogo con la oposición venezolana y Juan Guaidó que permita solucionar la crisis política en el país, esto mientras reiteró que no tiene planteado cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos, país cuyo gobierno acusó de estar planificando y apoyando un golpe de Estado en Venezuela.

Maduro volvió a denunciar que la juramentación de Juan Guaidó es parte de un golpe de Estado “orquestado” por el gobierno de los Estados Unidos, golpe que, según él, sigue “el mismo guion del golpe del 2002”.

“El 12 de abril [de 2002], secuestrado el comandante Chávez, siendo presidente legítimo de Venezuela, vino un señor y levantó la mano para decir que se juramentaba como presidente de la República y se echó de un plumazo toda la Constitución y disolvió todos los poderes del Estado. ¿Cuál fue el primer gobierno que reconoció aquella acción? El gobierno de Estados Unidos, el de George W. Bush. ¿Cuál fue el segundo? El de España, el de la España racista. Hoy se está repitiendo el mismo guion”, dijo.

Lee también
Guaidó podría ser presidente hasta por 13 meses después del cese de la usurpación

Pese a esto, Maduro insistió en que desea buscar una salida a través de un acuerdo que se logre en un proceso de diálogo con la oposición venezolana con la que dijo que “siempre ha habido canales de diálogo, en todas las circunstancias”.

En ese sentido dijo que el último acercamiento fue en la noche del 22 de enero de este año en el Hotel Lido en Caracas, cuando, según narró, Guaidó se reunió con Freddy Bernal y Diosdado Cabello.

“Él [Guaidó] le juró a Diosdado que él no se iba a juramentar, Diosdado me lo dijo a mí y yo dije que no le creía nada. Él [Guaidó] insistió en mantener abierto ese canal de diálogo. Yo estoy siempre dispuesto a un acuerdo que nos permita avanzar, en un diálogo que permita un acuerdo de gobernabilidad. Siempre estaré listo a donde tenga que ir para encontrarme con este muchacho de gorra y capucha en el Pico Humboldt voy”, dijo.

“No soy antiestadounidense, soy antiimperialista”

Con respecto a las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, reiteró que el personal diplomático de la nación norteamericana debe abandonar suelo venezolano para el próximo domingo, pero explicó que esto es en respuesta a las acciones del presidente Donald Trump y que no se trata de una postura “antiestadounidense” de él.

“Yo quiero mucho a los EE. UU., me gustaría mucho ir luego e que sea presidente y volver a manejar en Filadelfia, Boston, Nueva York, Washington. El pueblo de Estados Unidos es un pueblo afable, amable. Yo no soy antiestadounidense, yo soy es antiimperialista. Yo he roto relaciones con el gobierno de Donald Trump, no he roto relaciones con los Estados Unidos. Nuestras relaciones van a florecer, ahora es que vamos a buscar un florecimiento con Estados Unidos”, explicó.

Lee también
Ayuda humanitaria ingresará al país el 23 de febrero anuncia Juan Guaidó

Dijo entonces seguirá exportando petróleo a Estados Unidos y que “le vamos a seguir vendiendo todo lo que haya que vender”, aunque avisó que “si no nos compran, lo venderemos en otro lado”.

Pidió pena máxima para quienes “alteren el orden público”

Al momento de ser interrogado por las protestas que se han registrado en el territorio nacional desde el pasado 21 de enero y en las que se han producido 26 muertes según el Observatorio Venezuela de Conflictividad Social a causa de la intervención de cuerpos de seguridad del Estado, Maduro desestimó la premisa asegurando que se trata de “actos vandálicos, realizados por grupos pagados por la derecha”.

“Solicité que a quienes alteren el orden público se le aplique la pena máxima de la ley. En Mérida apareció un joven motorizado que lo quemaron. También por acá en Caracas capturaron a un señor y le quemaron la camioneta. Los vecinos quieren paz y vamos a garantizar la paz. Tenemos la capacidad para llevar las situaciones y al final triunfar. Le pido a los vecinos de todo el país que sigamos cuidando la paz. ¿Quién gana con la violencia? ¿Ganan los vecinos? ¿la comunidad?”, dijo.

Dijo que se busca crear un clima de conflictividad en el territorio nacional y por eso pidió preparar planes de defensa “en cada pueblo, cada ciudad y cada zona del país”, esto junto a los ejercicios militares que se realizarán entre el 10 y 15 de febrero.

“Con la FANB tenemos ejercicios del 10 al 15 de febrero y vamos al más alto nivel de preparación de defensa, de movilización cívico-militar y todo el pueblo venezolano convertido en milicia. Vamos a ejercicios que permitan probar a nuestras fuerzas armadas que está todo a punto”, recordó.

Lee también
Maduro asegura que la ONU le ayudará a traer "toda la comida y medicinas que necesitamos"

Participa en la conversación