La denuncia la hizo Mónica Moura, esposa del publicista Joao Santana, en el Ministerio Público Federal de Brasil, ante el cual rindió testimonio en el marco de la macroinvestigación contra la corrupción que se desarrolla en ese país.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro sigue recibiendo malas noticias desde Brasil. Como si no fuera suficiente que el Gobierno del otrora aliado respalde que la Organización de los Estados Americanos (OEA) actúe ante la crisis política desatada por los fallos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que liquidaron a la Asamblea Nacional, ahora la justicia de ese país da disgustos al mandatario al revelar que él habría pagado, personalmente y con dinero ilegal, el concepto de la última campaña electoral del fallecido Hugo Chávez.

La denuncia figura en la delación que Mónica Moura, esposa del reconocido publicista brasileño Joao Santana, rindió ante el Ministerio Público Federal de Brasil y cuyo contenido fue difundido este jueves por el diario O Estado de Sao Paulo. La mujer ofreció su testimonio a cambio de conseguir una rebaja en la condena a ocho años de prisión que el año pasado le fue impuesta a ella y a su marido en el marco de la Operación “Lava Jato”, gracias a la cual políticos y grandes empresarios, como el constructor Marcelo Odebrecht, han terminado tras las rejas al descubrirse que ofrecieron sobornos a cambio de contratos con la estatal Petrobras.

Según la reseña que el diario brasileño hace de la declaración de Moura, en 2012 el entonces canciller Maduro la recibió a ella y a su marido en su despacho del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde habrían acordado que este último se encargaría de confeccionar la campaña presidencial para la segunda reelección consecutiva de Chávez, a cambio de 35 millones de dólares.

Lee también
Protestas durante Paro Cívico dejaron cinco muertos en el país

Una parte del pago —11 millones de dólares— habría sido hecha en efectivo por el actual Presidente en encuentros posteriores.

Maduro, de acuerdo con lo declarado por Moura a la Fiscalía, “exigió que la mayor parte de los pagos referentes a la campaña de reelección se hicieran con recursos no declarados, siendo que los pagos extraoficiales serían hechos por Odebrecht y por Andrade Gutiérrez”. Sin embargo, 15 millones de dólares jamás habrían sido cancelados, según el relato de la delatora.

El diario, citando el documento, asegura que la pareja viajó a Caracas en el avión privado de Andrade Gutiérrez y algunas veces lo hicieron con exministros del ahora expresidente de Brasil, Luis Ignacio Lula Da Silva.

El entonces embajador venezolano en Brasil, Maximilian Arbeláez, también es mencionado por Moura, quien se refirió a él como “el acreedor de la campaña de Hugo Chávez en 2012” porque tenía un “excelente tránsito” entre los directivos de las grandes empresas brasileñas y la cúpula del entonces gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Santana y Moura fueron detenidos en febrero de 2016 al llegar a Brasil desde la República Dominicana, donde trabajaron para la campaña electoral del presidente Danilo Medina, quien buscaba la reelección; y tras ser declarados culpables de participar en una trama corrupta acordaron ayudar al Ministerio Público con sus investigaciones a cambio de una rebaja en su condena.

Silencio

Mientras en Brasil el caso Odebrecht tiene más de dos años dando noticia y en el resto de América Latina, meses, en Venezuela apenas fue a principios de año cuando las autoridades acusaron recibo.

A finales de enero, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, anunció que su despacho investigaba si en realidad funcionarios venezolanos recibieron sobornos de la constructora brasileña y, por ello, dijo que:

“Solicitamos una rogatoria al Ministerio Fiscal de Brasil para que nos remita copia de la delación de una persona llamada Marcelo Odebrecht. Queremos que nos remitan copia de la delación, así como de cualquier otra declaración que curse en el expediente para avanzar en la investigación. En esa misma rogatoria también le pedimos al Ministerio Fiscal que nos permita que un fiscal venezolano viaje a Brasil para que pueda  hacerle una entrevista a esta persona o a cualquier otra persona que esté involucrada y que esté retenido o puesto a su disposición”.

Esto luego de que se conociera que el empresario encarcelado aseguró haber pagado 98 millones de dólares a funcionarios venezolanos a cambio de contratos.

Lee también
TSJ autoriza la creación de la empresa mixta Petrosur y así el Gobierno se salta control de la AN

Ortega Díaz también anunció en esa ocasión que había pedido la detención de una persona, pero no reveló su identidad; y desde entonces no ha vuelto a referirse al asunto.

            Documento sobre el caso Odebrecht (en Portugués) by Crónica Uno on Scribd

                                                                                       

Foto referencial: AVN



Participa en la conversación