Maduro y sus colaboradores están sancionados en 33 países del mundo (II)

Maduro | colaboradores

La cúpula madurista no puede hacer negocios en ninguno de los países que integran la Unión Europea, más Estados Unidos, Suiza, Panamá y Canadá. Sus propiedades quedaron congeladas.

Además, el viernes 7 de junio, el gobierno argentino anunció la prohibición de entrada a su territorio a 426 funcionarios de la administración pesuvista.

Caracas. Aunque el proceso de imposición internacional de sanciones personalizadas a funcionarios maduristas inició desde Washington con la aprobación de la Orden Ejecutiva número 13.692 del 8 de marzo de 2015, no es Estados Unidos el país que más venezolanos sancionados tiene en su lista desde entonces. Es Canadá.

El país del norte vino a sumarse en 2017 a Estados Unidos en su política de abierto cuestionamiento “al desempeño antidemocrático de Nicolás Maduro”. Pero desde entonces ha dictado 116 sanciones contra 113 altos funcionarios del madurismo, incluyendo al propio Maduro.

En total, Canadá ha emitido cuatro bloques de sanciones: dos entre septiembre y noviembre de 2017, un tercer lote en mayo de 2018 en respuesta a las que consideraron unas “elecciones fraudulentas” y uno más reciente en abril pasado, como retaliación ante el impedimento para que ingresara al país la ayuda humanitaria para atender la emergencia, el pasado 23 de febrero. Todas implican la congelación de activos y la prohibición de hacer negocios en ese país o con ciudadanos canadienses.

Los sancionados por Canadá son señalados principalmente de violación de los derechos humanos, socavamiento de la democracia y corrupción. Además, el gobierno del norte ha apuntado directamente a quienes considera responsables de las “ilegítimas y antidemocráticas elecciones del 20M”, y por “perseguir a los miembros del gobierno interino de Juan Guaidó”.

Lee también
7 de 8 miembros del Alto Mando Militar han sido sancionados por socavar la democracia (III)

En la primera entrega del seriado sobre sanciones revisamos los años con más y menos sanciones. En esta segunda entrega, los usuarios de Crónica.Uno podrán conocer qué países han sancionado a cuáles funcionarios, por qué razones y qué tipo de sanción les ha sido impuesta.

El segundo país que ha emitido más sanciones individuales es Estados Unidos, que ha actuado 96 veces contra 87 altos funcionarios integrantes de la cúpula cívico-militar venezolana. Esa cúpula incluye a la dirección nacional del PSUV, las cabezas del CNE y el TSJ, así como del Poder Ciudadano, el alto mando militar y al propio Nicolás Maduro.

Las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro son personalísimas e incluyen: prohibición de ingreso al territorio de Estados Unidos, congelación de activos a nombre del sancionado o de terceros que le represente y que estén registrados en suelo estadounidense; y prohibición a todo ciudadano estadounidense de realizar negocios con el sancionado.

No obstante, el gobierno de Washington se ha esforzado en aclarar dos cosas: uno, que las sanciones contra funcionarios no afectan a la población y que todas las sanciones son revocables siempre que los afectados muestren su voluntad de contribuir con el restablecimiento de la democracia en Venezuela. Tal como ocurrió el pasado 7 de mayo con el general de división Manuel Cristopher Figuera, director del Sebin hasta el 30 de abril, cuando se produjo el llamado a una insurrección cívico militar por parte de Juan Guaidó.

Las razones que ha tenido Washington para incluir a cada vez más funcionarios maduristas en sus listas de bloqueo de activos y cuentas son violación de derechos humanos, corrupción, “nexos con el narcotráfico”, por usurpar funciones de la Asamblea Nacional, por ayudar a organizar la elección de la asamblea constituyente, por ser copartícipes de censura y, más recientemente, “por ser parte de la red de diplomacia y justicia corrompida de Venezuela”.

Lee también
Alta Comisionada de la ONU para los DD. HH. confirmó su visita a Venezuela
Panamá sospecha narcotráfico

A pesar de que en 2017 se creó el Grupo de Lima, integrado por entre 12 y 14 países de la región, dedicados a hacer seguimiento y buscar soluciones diplomáticas a la crisis venezolana, de esa instancia aún no han salido sanciones individuales.

Sin embargo, uno de sus integrantes, Panamá, es el tercer país del mundo que más sanciones ha impuesto en el caso de Venezuela. En marzo de 2018, el país centroamericano dictó 55 sanciones contra igual número de altos cargos maduristas, incluyendo a Maduro.

La razón argumentada para emitir tal lista en las vísperas del acto electoral del 20 de mayo fue por considerar que dichas personas representaban un alto “riesgo de lavado de activos, cooperación con el terrorismo y proliferación de armas masivas”.

Suiza y la UE en sintonía

Pero Estados Unidos, Canadá y Panamá no están solos en esta estrategia de presión a Maduro y sus colaboradores. A partir de enero 2018, luego de la ola represiva de 2017 y la usurpación de funciones de la Asamblea Nacional por parte de la constituyente, se sumaron Alemania, Grecia, Austria, Hungría, Bélgica, Irlanda, Bulgaria, Italia, República Checa, Letonia, Chipre, Lituania, Croacia, Luxemburgo, Dinamarca, Malta, Eslovaquia, Países Bajos, Eslovenia, Polonia, España, Portugal, Estonia, Reino Unido, Finlandia, Rumanía, Francia y Suecia, todos miembros de la Unión Europea. Dos meses más tarde, en marzo de 2018, se sumó el gobierno de Suiza.

Entre las razones que acordaron los 28 países de la UE para congelar activos en su territorio, impedir el ingreso a los países del bloque y prohibirle a un total de 18 funcionarios venezolanos hacer negocios en el Viejo Continente destacan: “serias violaciones de los DD HH, minar la democracia, represión, juicio de civiles en tribunales militares, usurpar la autoridad de la Asamblea Nacional y uso de medios de comunicación para atacar públicamente a la oposición”.

Lee también
Tres mujeres heridas por GNB en Vargas el 30A denunciaron a su agresora ante la AN

Suiza, que también ha sancionado a 18 altos dirigentes de los poderes públicos,  acogió las razones de la UE y agregó la “falta de legitimidad de las elecciones del 20M” e “intimidación a la prensa”.

Argentina se suma

El viernes 7 de junio se conoció que el gobierno argentino elaboró una lista de 426 funcionarios de la administración Maduro que tienen prohibido ingresar a ese país.

Esta medida se amplió a pedido del Gobierno del Presidente encargado, Juan Guaidó. Desde la Embajada venimos trabajando en conjunto con la Cancillería y el Gobierno argentino, y estamos sumamente agradecidos, señaló la representante diplomática de Venezuela en Buenos Aires, Elisa Trotta.

Aunque de momento esa lista no se ha hecho pública, Trotta aseguró que entre los 426 funcionarios sancionados están los integrantes «de la ilegítima asamblea constituyente».


Participa en la conversación