Maestros de Caroní se mantienen en asamblea permanente en las aulas

ministerio de educación | caroní

Los educadores de 37 escuelas regionales y 220 dependientes del Ministerio de Educación esperan respuestas del Gobierno antes del 21 de enero.

Ciudad Guayana. La premisa es sencilla: si el gobierno de Nicolás Maduro no respeta las convenciones colectivas, seguirán en asamblea permanente. Y asamblea permanente significa sin dictar clases.

Así están los educadores del municipio Caroní en la víspera de la celebración de su día Nacional, el proximo 15 de enero.

La estrategia de asambleas permanentes es constante desde 2018. Los de Caroní la tienen más difícil: además de que los sueldos no les alcanzan, no tienen transporte para ir a las escuelas en las que trabajan.

«Si el Gobierno respetara las convenciones colectivas, los maestros de los escalafones más altos estarían ganando 107.000 bolívares, y los más bajos, 57.000«, detalla la representante regional de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), Carmelis Urbaneja.

¿Cuánto ganan, entonces? Los escalafones más altos, 3200 por quincena; los más bajos, 2500.

Todo menoscabado

El desconocimiento de las convenciones colectivas no ha mermado solamente los salarios.

«Los maestros no tenemos ni HCM [seguro de hospitalización, cirugía y maternidad] ni servicio funerario. Queremos que se escuche la voz del docente, porque como federación tenemos 87 años luchando», añade.

Rafael González, representante de Caroní y de Piar del Sindicato Único del Magisterio (Suma) informó que el 15 de enero marcharán desde la Casa del Educador (en El Roble, San Félix) hasta la Plaza Bolívar (a pocos metros de la Alcaldía).

«Damos plazo hasta el lunes 21 de enero. Si no hay respuestas, habrá otras acciones», advirtió.

Lee también
Otorgan arresto domiciliario al jefe del Banco de Sangre del Hospital Central de Maracay

Participa en la conversación