Ningún magistrado objetó la escogencia del nuevo máximo representante del Poder Judicial, pese a que fue procesado por dos asesinatos y a que en 2007 fue destituido de su cargo de magistrado de la Corte de Apelaciones por orden de la Sala Constitucional.

Caracas. Pese a sus antecedentes y a sus nexos con el oficialismo, el magistrado Maikel Moreno fue elegido este viernes como presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de manera unánime.

La elección de Moreno se produjo sin ningún tipo de oposición, admitieron magistrados consultados por Crónica.Uno, los cuales aseguraron que ninguno de los 31 miembros del máximo juzgado cuestionó la candidatura del hasta ahora Primer Vicepresidente, aun cuando él fue sometido a dos procesos penales por homicidio entre finales de los 80 y principios de los 90, durante el tiempo que estuvo en la extinta Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip).

Tampoco repararon en el hecho de que en 2007 fue destituido por la desaparecida Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial de su cargo de magistrado de la Sala 7 de la Corte de Apelaciones de Caracas.

La remoción del ahora máximo vocero del Poder Judicial fue ordenada en su momento por la Sala Constitucional, la cual consideró que al avalar la excarcelación de los señalados del asesinato de la abogada Consuelo Ramírez Brandt incurrió en un “error grave e inexcusable”.

“Nadie salvó el voto, todos los cargos fueron elegidos por unanimidad”, aseguró un magistrado, quien informó que la magistrada Indira Alfonzo seguirá al frente de la Sala Electoral, pero pasará de la Segunda Vicepresidencia a la Primera, mientras que Juan José Mendoza presidirá desde hoy la Sala Constitucional y será el segundo vicepresidente.

El resto de la directiva quedó en manos de las magistradas Marjorie Calderón y María Carolina Ameliach que seguirán encabezando las salas de Casación Social y Político Administrativa, respectivamente, mientras que Iván Darío Bastardo ahora presidirá la Sala de Casación Civil.

De los 32 magistrados que integran el máximo juzgado, 29 se identifican abiertamente con el oficialismo, mientras que tres son considerados independientes o identificados con la oposición. Tampoco los nexos entre Moreno y el oficialismo —en particular el presidente Nicolás Maduro, de quien se asegura que es “compadre”— fueron esgrimidos por nadie como impedimento para dirigir el organismo.

Tras su destitución en 2007, el entonces canciller Maduro designó al ahora magistrado en varios cargos diplomáticos, entre ellos el de cónsul en Roma.

Lee también
Contralor le pidió al TSJ que obligue a la AN a aceptar auditor así sea con “la fuerza pública”

Con gran poder

Pero Moreno no solamente se hizo con la Presidencia del TSJ, sino que también encabezará la Comisión Judicial, instancia que se encarga de la designación y remoción de los jueces provisorios, temporales y accidentales del país.

En la actualidad, de los más de 2200 jueces que hay en Venezuela, 66 % no son titulares, es decir, que pueden ser destituidos de un momento a otro, sin procedimiento previo, por la Comisión dirigida por Moreno.

Respecto a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), organismo que administra más del 80 % de los fondos del Poder Judicial, los informantes aseguraron que en la próxima reunión plenaria se decidirá si el sociólogo Silio Sánchez continúa al frente de ella o no.

Del destino de la suerte de la ya expresidenta, Gladys Gutiérrez, ella no lo despejó en la reunión, revelaron los confidentes, quienes agregaron: “Por ahora seguirá siendo magistrada rasa, aunque yo creo que pedirá un permiso y se irá o se jubilará, pues sus asistentes ya pidieron jubilarse”.

Esta información fue confirmada por otro de los presentes en la reunión de la Sala Plena de este viernes, quien indicó que las abogadas Veira Lozada de Caro e Ingrid Díaz, estrechas colaboradoras de Gutiérrez, solicitaron su jubilación.

Pese a que en predios judiciales se daba por un hecho que la ahora expresidenta sería reelegida, en particular luego de que en el acto de apertura judicial el presidente Nicolás Maduro le agradeciera su “lealtad” y “valentía” frente a la Asamblea Nacional; al parecer un problema de salud de su esposo habría provocado su sustitución.

Lee también
Falta de jueces es una de las causas de la impunidad en Venezuela

Foto referencial


Join the Conversation