Malandros prefieren secuestrar porque no se denuncia y es rentable

Para bandas criminales resultó cómodo abandonar otro tipo de delitos y migar al secuestro, en vista de que ganan más dinero en un plagio que puede durar 24 horas y no arriesgan su vida

Yohana Marra/@yohanamarra

Caracas. Los hampones que antes asaltaban bancos, joyerías o transporte de valores ahora prefieren secuestrar. Les da ganancias y pocos riesgos. Por eso es un tipo delictual al cual ha emigrado gran parte de los antisociales.

El abogado criminalista, Fermín Mármol García, explicó que no genera mucho peligro porque la víctima generalmente está sola, no dura más de 24 horas (el exprés), no denuncian a las autoridades y prefieren negociar a cambio de la libertad, y resguardar su vida.

“No llegamos al 10% de este delito denunciado, el Estado no ha hecho esfuerzo para conquistar la denuncia del venezolano, la gente no sabe dónde quedan sus instituciones; no han invertido para ganar la denuncia ciudadana”, sostuvo el especialista en la materia.

Zonas populares no se salvan

El secuestro es casual, depende de la zona donde opere la banda criminal y mientras menos logística deba emplear mejor. Lo cierto es que el carro siempre será el imán para llamar la atención, de acuerdo con Mármol García.

En vista de que este delito ha variado tanto, el abanico de víctimas también se abrió y la gente que vive en zonas populares también puede convertirse en el blanco perfecto. “Tener un abasto, camioneticas, carros para prestar servicio de transporte o varios puestos de venta ya es razón suficiente para el secuestro”, dijo el abogado, quien añadió que la jerarquía de la banda definirá muchas cosas.

Lee también
Catorce parroquias caraqueñas están sin agua por el apagón que afectó al sistema Tuy III

“Otra de las variaciones es que los días más peligrosos eran jueves, viernes y sábado, ahora es de domingo a miércoles. Antes se iniciaba a partir de las 11:00 pm. Ahora el delincuente se siente muy confiado, operan de 4:00 am a 6:00 am”.

Cuando sucede casi al amanecer es mucho más peligroso que el nocturno, porque estas bandas, llamadas “los mañaneros”, llevan a su víctima a un sitio de cautiverio pues temprano no pueden dar vueltas en carro mientras hacen la negociación y llevan a la gente a cautiverio, lo que traería como consecuencia un secuestro prologando. “Podrían presentarse abusos sexuales”.

Bandas eligen su sector

El criminalista detalló que los antisociales operan siempre en una misma zona, no salen del área de confort, del lugar que conocen. “Escogen un sitio de pesca y dicen: el próximo que entre a ese edificio nos lo llevamos”.

Pero hay otras bandas más organizadas, que normalmente rondan zonas del este de Caracas, por eso el especialista aclaró que es un delito con muchas variaciones. Mármol García recomendó plantearse con la familia qué hacer en ese momento, a dónde acudir e incluso qué responder a las preguntas intimidantes de los antisociales.

Recomendaciones:

¿Qué hacer si me convierto en víctima de secuestro?

  • El “no” contundente no existe para los delincuentes, hay que dejarlos deslizar. El hampón necesita demostrar que tiene el poder, de lo contrario significa un irrespeto y eso se paga con la muerte o abuso sexual.
  • Tratar de ocultar una información que le es fácil corroborar es un error. Por ejemplo: si todas las tarjetas en la cartera de la víctima son doradas o en su celular hay muchísimas fotografías en viajes, es imposible mentir acerca de la posición económica; sería peligroso.
  • Actitud sumisa que no suponga irrespeto ni resistencia.
  • Darles a entender a los captores que habrá cooperación. Cada familia debe tener un plan ante el secuestro.
Lee también
Caos y anarquía reinan en principales avenidas de Caracas ante la falta de semáforos

Foto referencial


Participa en la conversación