Al menos 200 negocios han sido saqueados en la capital zuliana durante las últimas 72 horas. Los locales afectados incluyen los centros comerciales Ciudad Chinita, Sambil y Hogared.

Maracaibo. Pasadas las 12:40 de la tarde del jueves 7 marzo, el Zulia se apagó. Para la mayoría se trataba de un nuevo periodo de 4 o 6 horas de racionamiento —como se ha vuelto habitual— pero rápidamente se corrió la voz por las redes sociales y mensajería instantánea de WhatsApp de que la situación era la misma en todo el país y que no había hora para que el suministro se restableciera. Los zulianos pasaron “una noche de perros, como ya es costumbre”, recalcó Belkis Urdaneta, vecina del tercer piso del bloque 26 de Raúl Leoni.

Visiblemente afectada por las horas en vela, mientras acariciaba las picaduras que los zancudos habían dejado durante la noche en la pierna de su nieta, la mujer dijo: “Ahora sí nos fregamos, porque si no viene la luz, nos comeremos unos con otros”.

La mujer no se equivocó. El viernes en la tarde ya circulaban rumores de saqueos, mientras la gasolina en las estaciones de servicio comenzaba a escasear y los centros hospitalarios perdían la cuenta de los fallecidos porque las plantas eléctricas no funcionaron. Este fue el caso que refirió Nuris Gutiérrez, médico ginecólogo del Hospital General del Sur:

Estoy en shock, perdí la cuenta cuando llegamos a 29 personas fallecidas. Se me acaban de morir madre e hijo porque no había con qué darles oxígeno ni nada, las plantas no prenden y no es un problema solo de hospitales nada más, en las clínicas estamos igual, lamentó la ginecobstetra.

El ruido causado por disparos y motorizados hizo aún más sombría la noche. Uno que otro grito alertaba sobre la presencia de grupos de choque —también llamados “colectivos”— en las calles.

Lee también
Defensor de DD. HH. y periodista Luis Carlos Díaz se encuentra detenido en el Sebin de El Helicoide

La violencia desatada

El sábado en la noche estalló la violencia con el saqueo a una fábrica de hielo que pretendía vender la bolsa en 10 dólares, la tira en 25 y la pimpina de 5 litros de agua mineral en 5 billetes verdes. Esta situación sacó de control a los habitantes de Los Haticos, Santa Lucía, Saladillo y La Pomona, lo que desencadenó una ola de saqueos que acabó con panaderías, venta de víveres, supermercados, zapaterías, centros comerciales, mueblerías y farmacias en el norte, oeste y sur de la ciudad. La gente se volcó a la calle y ahí continúa.

Foto: José Núñez

Una turba de hombres sin camisa, mujeres sudorosas armadas con morrales y jovénes descalzos atacó el minimercado Paga Poco, ubicado en el sector Los Plataneros de Maracaibo. A patadas tumbaron la santamaría, y con un bloque quebraron la puerta de vidrio para arrasar con alimentos, hornos, cavas, computadoras y puntos de venta. Johana Artigas, madre de tres menores de edad, gritó, mientras cargaba una bolsa de pan dulce: “Yo no me robo nada de eso, me robo comida porque mis hijos tienen dos días sin comer y tomando agua caliente”.

El servicio eléctrico se fue restableciendo paulatinamente este martes en la madrugada, sin embargo, varios sectores continúan sin electricidad o con bajo voltaje. Los zulianos duermen en las aceras, techos o pasillos de los edificios, buscan agua potable en las conexiones ilegales de las principales avenidas de la ciudad y comen una vez al día, pues muchos han perdido sus enseres luego de reportar más de 100 horas sin electricidad.

Noche de terror para el comercio

El pasado lunes 11 de marzo el blanco fueron los centros comerciales Ciudad Chinita, Sambil y Hogared. El paisaje que envuelve Maracaibo es desolador. Los pocos locales que no fueron atacados, están cerrados y resguardados por sus propios dueños, algunos armados con pistolas y otros con bombas molotov.

Lee también
Aumento de pasaje encuentra a Maracaibo sin efectivo y sin transporte

El saqueo masivo más grande registrado hasta ahora en Maracaibo afectó 105 tiendas pertenecientes al centro comercial Sambil. Un grupo de 300 personas se llevó comida, ropa y electródomésticos, destrozando todo a su paso. Juan Carlos Kotch, gerente general, dijo que las pérdidas son incalculables.

De 270 tiendas operativas, 105 fueron saqueadas entre las 7:30 y las 8:00 p. m. Casi 50 % de los establecimientos sufrieron daños.

Entre los locales afectados están Timberland, Adidas, Samsung, Palacio del Blumer, Garota, Óptica Roldan, Casio, Tiendas CLX, Aishop, entre otros. Esto fue un acto de anarquía, no se llevaron comida, sino artefactos, ropa y calzados. Esas personas acabaron con el empleo y el aparato productivo, señaló Kotch.

José Quintana, propietario de una tienda Digitel, aseguró que quedó en la ruina. Se llevaron 150 celulares de última generación y hasta los puntos de venta. Todos los propietarios estamos por el suelo.

Fotos: José Núñez

También saquearon la Traki ubicada en La Limpia, además de otros locales cercanos, y Makro a la altura del edificio Miranda. En la bomba Caribe, en la Circunvalación 2, también hubo saqueos en hoteles cercanos.

En la Curva de Molina, al oeste de Maracaibo, más de 10 locales comerciales con toda clase de mercancías quedaron vacíos y arruinados tras los desórdenes que se originaron desde el domingo y que continuaron el lunes.

El gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, informó que 570 personas fueron detenidas presuntamente por protagonizar hechos vandálicos contra establecimientos comerciales en varios municipios de la región.

Prieto aseguró que la mayoría de los capturados son personal de seguridad que trabaja para los negocios afectados y señaló que solicitará apoyo a través de la banca pública para que los comerciantes que perdieron sus bienes durante los saqueos puedan recuperar sus negocios.

Lee también
Saqueos en Zulia dejan pérdidas a Empresas Polar de unos $5 millones y casi 500 negocios afectados

El mandatario regional también aseguró que los organismos policiales y militares garantizarán la seguridad del sector comercial de la entidad zuliana.


Participa en la conversación