La concejal del PSUV, aspirante a un segundo período, sostiene que en la jurisdicción aún queda una deuda social por cumplir. Reconoce que las gestiones anteriores no fueron las mejores y espera que, con la administración de la alcaldesa Herminia Ron, el municipio recobre su norte de destino turístico de Venezuela.

Puerto La Cruz. Desconocimiento de los candidatos y campañas austeras marcan las elecciones a concejales que se celebrarán el próximo domingo 9 de diciembre.

La llamada, por algunos, “Gran Barcelona”, está compuesta por cuatro municipios: Bolívar, Sotillo, Guanta y Urbaneja, y para estas elecciones 14 concejales aspiran a la reelección en esas cuatro jurisdicciones. En Sotillo solo dos esperan repetir.

Una de ellas es Marcia Silva, concejal por el PSUV en Puerto La Cruz, quien encabeza el voto lista por el partido rojo.

Mientras realiza una caminata por el sector Valle Verde de la parroquia Pozuelos, Silva acepta tanto el apoyo como los reclamos de algunos vecinos, quienes increpan no solo a Silva, sino también al resto de los ediles por las carencias que sufren los habitantes de la parte alta de Puerto La Cruz.

Inseguridad, pésimos servicios públicos, transporte ineficiente y falta de supervisión en la distribución de las cajas CLAP son los primeros reclamos que le hacen a Silva vecinos como Carlos Rodríguez.

Tienen que meter el ojo aquí en la zona alta. Cómo es posible que los choferes de los carritos por puesto nos quieran cobrar lo que les da la gana. No les importa la hora, es lo que ellos dicen y punto. Aquí el agua no llega. Esperemos que estos concejales no sean como el antiguo alcalde Magglio Ordóñez, que nunca apareció”, dijo Rodríguez.

Silva sabe que la gestión de Ordóñez, por su poca presencia en el municipio, es una sombra que pesa sobre los concejales del PSUV, pero asegura que, con la nueva administración de Herminia Ron, las cosas están cambiando.

“Nosotros estamos claros de que tenemos cosas por hacer y que la anterior gestión tampoco fue la mejor. Estamos claros de que hay una deuda social con nuestro municipio y falta mucho por hacer”, refirió.

La aspirante indica que una de las cosas que impulsará de resultar reelecta es el cumplimiento de las ordenanzas que han sido aprobadas, las cuales, a su juicio, se quedan en letra muerta.

“Las ordenanzas hay que hacerlas cumplir. Se trabaja en leyes que van en pro del desarrollo del municipio, pero no se cumplen. Nosotros queremos devolverle ese nombre a Puerto La Cruz que decía la ‘Ciudad Turística de Venezuela’. Hoy estamos conscientes de que eso no es posible, no tenemos unos servicios públicos aptos, la vialidad no es la más apropiada y a la policía hay que hacerle una reestructuración para que vuelva a servir a la comunidad”.

Para Silva, desde el parlamento municipal tiene que promoverse la convivencia ciudadana. Una de sus prioridades es volver a Sotillo un municipio más humano.

Lee también
UDO intenta sobrevivir entre presupuesto irrisorio, toma del rectorado de Cumaná y robos sistemáticos (III)

“Tenemos que recuperar el norte como ciudadanos, sabemos que hay factores y hasta personas que no son del municipio que juegan en contra, pero sé que vamos a lograrlo. Estamos sometidos a una guerra económica, pero la vamos a superar”.

Fotos: José Camacho


Participa en la conversación