Los padres ven con preocupación los costos de los implementos de estudio. Unas libretas no bajan de 30.000 bolívares y las chemise están por los 15.000 bolívares.

Caracas. Junto con la inscripción del alumno, las instituciones educativas entregan a los padres y representantes una lista con los útiles escolares y textos a necesitar en el siguiente año escolar, pero los precios actuales convierten en un suplicio el simple hecho de costear cuadernos, libretas y otros artículos.

Hoy día una familia con dos hijos en primaria tendría que gastar, por lo bajito, 420.000 bolívares en útiles y uniformes, presupuesto que no incluye los libros de texto.

Este monto puede variar según el negocio donde se compre, pues los representantes tienen que recorrer varios puntos por precios y escasez, debido a que las librerías y ferias no disponen de todos los implementos.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en librerías de la capital, se constató que un par de cuadernos cuadriculados y otro par de doble línea representa una inversión mínima de 30.000 bolívares. Elena Fernández, madre de 2 escolares, relató que los útiles los ha ido comprando poco a poco desde hace un par de meses, previendo los aumentos de precio. Lo único que me hace falta son los textos y es porque están difíciles de conseguir, están escasos y los que se consiguen, aparte de usados, están carísimos.

En la lista aparecen materiales necesarios para trabajos manuales, tales como pinceles, que oscilan entre 2500 y 4500 bolívares por unidad, tijeras que no bajan de 7000, creyones de madera cuyo precio está en 15.000 bolívares en la presentación de 12 colores de marca genérica; una caja de témperas está por lo mínimo en 7000 bolívares.

Alejandro Ávila, padre de un niño en edad de preescolar, relata que ve con preocupación el inicio de clases del pequeño, porque aunque acepta que la lista no es tan extensa, él calcula un gasto entre 200.000 a 300.000 junto con el uniforme que le piden.

El inicio de clases está a la vuelta de la esquina y no le tengo nada, pero es imposible pensar en comprarles las cosas si mi sueldo y el de su mamá se van en pura comida, nos trataremos de rebuscar de cualquier manera o ir comprando las cosas poco a poco, pero la situación desespera a cualquiera.

Una simple chemise cuesta 15.000 bolívares, dependiendo del lugar en que se busque y la calidad de la tela. En un mismo establecimiento de La Candelaria, una chemise blanca que tenía un costo de 9800 bolívares hace tan solo dos semanas, actualmente tiene un valor de 15.350. Los vendedores en aquella tienda no desestiman que los precios suban un poco más en los próximos días debido a los costos de reposición de mercancía.

Llamé al que me despacha las franelas y chemises, y la docena de franelas que tenía cierto precio la semana pasada, ya estaba casi al doble, y no puedo estar aumentando la mercancía a lo loco porque nadie me compra, pero si dejo el precio por debajo de lo que me cuesta reponer, termino perdiendo, comentó Melisa Vitate, dueña de un pequeño puesto de ropa en un mercado popular en La Hoyada.

Un simple mono azul está actualmente entre 17.000 y 23.000 bolívares en la mayoría de los establecimientos, un pantalón de gabardina tiene un valor de 35.000 a 40.000 bolívares, y los zapatos para diario y los deportivos están en más de 80.000 bolívares por cada par. Poniendo en un aprieto a los representantes cuyos presupuestos suelen estar destinados a la compra de alimentos.

Foto referencial: Mariana Mendoza.



Participa en la conversación