Durante las manifestaciones han atendido a muchas personas de la tercera edad. Aunque la iniciativa fue de jóvenes universitarios, han tenido contacto con médicos en distintas especialidades que se ofrecen a ser voluntarios en medio de los fuertes enfrentamientos entre la sociedad civil y los cuerpos de seguridad del Estado.

Caracas. El 4 de abril iniciaron una serie de protestas que se replicaron en varias zonas del país. Desde ese día, un grupo de más de 80 estudiantes de distintos años de medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV), acompañados por médicos con varias especialidades, han participado en las marchas y manifestaciones convocadas por la oposición en la capital.

Los jóvenes se dividen las calles en tres zonas: roja, naranja y verde. La primera es la que está al borde de la línea de fuego entre los manifestantes y los cuerpos de seguridad. La naranja queda un poco más alejada de los gases lacrimógenos, y la última es donde hay hasta “médicos especialistas en áreas como traumatología, cirugía, oftalmología, anestesia, ginecología y obstetricia —que hacen las veces de cirujanos— y otorrinolaringología”, detalló Federica Dávila, una de las directoras de la organización de voluntarios de Primeros Auxilios de la UCV.

Parte de los voluntarios en plena manifestación.

Desde que iniciaron las protestas, los chamos han estado en cada una de las marchas. Conforme han transcurrido los sucesos, se han organizado para ayudar a la mayor cantidad de gente posible. Según Dávila, la mayoría son aquellos que se enfrentan cuerpo a cuerpo con los funcionarios de seguridad, “pero a diferencia de las protestas del año 2014, hemos visto que hay muchas personas de la sociedad civil, políticos y hasta adultos mayores que han sido afectados por los gases”, sostuvo.

Inician la marcha desde donde salga el Movimiento Estudiantil, que casi siempre es liderado por la presidenta de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la UCV, Rafaela Requesens.

Los voluntarios se diferencian de los demás estudiantes porque usan un casco blanco con una cruz verde al frente. Todos usan un bolso, en donde tienen los insumos necesarios para socorrer a las personas. Las máscaras antigases tampoco pueden faltar en su atuendo.

La próxima cita en la calle es el miércoles 19 de abril. Aunque la oposición convocó a sus partidarios desde muchos puntos de concentración, los jóvenes aún no tienen una ruta fija, pero sí su misión: ofrecer primeros auxilios en medio de los enfrentamientos.

Uno de los manifestantes atendido por una de las voluntarios de la brigada de primeros auxilios.

Dávila afirma que la respuesta violenta por parte de los efectivos durante las manifestaciones de este mes ha sido mucho más severa. “Es cierto que hay mucha más gente que sale a la calle a protestar, pero también es cierto que la represión es más severa. Lanzan bombas lacrimógenas a quema ropa, y la cantidad de gas ahoga a mucha gente”, detalló.

Traumatismos craneoencefálicos, según la joven, es el caso más grave que han tenido que atender en plena autopista. Destaca que el entrenamiento que reciben los chamos que han decidido unirse a la brigada es una capacitación distinta a la que reciben normalmente.

“No es lo mismo ofrecerle primeros auxilios a alguien en un hospital, que hacerlo en medio de bombas, gases y piedras en el aire. Antes que nada intentamos resguardarnos nosotros, y luego a los que nos necesiten”, enfatizó.

Debido a que hay mucha gente que acude a las convocatorias que realiza la oposición, la cantidad de personas a las que deben socorrer es numerosa. Contó Dávila que han debido atender a muchas personas de la tercera edad, “que a veces están en la protesta, o que simplemente solo estaban en el lugar”, dijo.

Como las protestas se han multiplicado en varias zonas del país, esta brigada también funciona en Maracay y Maracaibo, con estudiantes de medicina de esas entidades, y pronto tendrán sedes en Barquisimeto y Mérida.

Lee también
PJ denunció tortura a dirigentes juveniles para “implicar” a diputados

Su actividad ha tenido aceptación por parte de mucha gente, es por ello que han recibido donaciones de medicinas e insumos médicos de distintas zonas del mundo.

Voluntaria es abrazada por una persona que atendía.

Dávila además detalló los insumos y medicamentos que más utilizan en medio de las manifestaciones: “Broncodilatadores, cremas con antibióticos, bacitracina, pomadas para las quemadas, son algunos de los insumos que más utilizamos. Lo que hemos recibido lo usamos también para otras unidades de primeros auxilios que poco a poco hemos inaugurado en otras zonas del país”.

Fotos: cortesía Federica Dávila.


Join the Conversation