Más de 3000 profesionales de Enfermería se fueron de Venezuela porque no tienen con qué comer

Más de 3000 profesionales de Enfermería se fueron de Venezuela porque no tienen con qué comer

El gremio marchó desde la Basílica Nuestra Señora de Chiquinquirá hasta el Palacio de gobierno para exigirle al gobernador reivindicaciones laborales y asistencia a los hospitales.

Maracaibo. Pasan las de Caín. Sin guantes, medicinas, iluminación, ventilación o asepsia, esas son las condiciones en las que deben trabajar las enfermeras y enfermeros de Maracaibo, por eso este jueves levantaron su voz en una marcha desde la plaza de la Basílica hasta el Palacio de gobierno para exigir “condiciones dignas” a fin de poder ejercer sus funciones laborales en los distintos centros hospitalarios de la región.

«Calamidades», eso fue lo que denunciaron, no solo por la falta de insumos, sino por las carencias que el sueldo mínimo que devengan los obliga a pasar.

No hay efectivo y el sueldo que no nos alcanza para comer, muchos se desmayan o simplemente no van a trabajar porque tienen que caminar hasta los hospitales, dijo Sonia Méndez, con más de 20 años de servicio.

A esto se suma la situación de la diáspora de profesionales. El gremio contabiliza actualmente entre 3000 y 5000 enfermeros y enfermeras que se han ido del país en busca de una estabilidad económica que les permita llevar de comer a sus familias. Situación que ha desencadenado la sobrecarga de trabajo, porque los que se quedan son obligados a cubrir las vacantes y sin posibles sustituciones. Todo por un mismo sueldo.

En crisis

Luz Marina Pacheco, miembro de la directiva del Colegio de Licenciados en Enfermería, denunció que el gremio vive una crisis, primero porque el salario que devengan es de 292.000 bolívares, el cual aclaró no es suficiente para poder mantenerse.

Asimismo, declaró que la infraestructura de los hospitales se les cae encima debido a las condiciones precarias en las se encuentran. Igualmente, recordó la situación constante de la ausencia de insumos médicos para la atención de pacientes.

Pacheco recalcó que tampoco tienen dinero en efectivo para poder trasladarse a sus trabajos, por lo que proponen que se activen rutas para que los enfermeros y enfermeras puedan movilizarse de sus hogares al trabajo y cumplir con sus labores.

Dijo que solo deben trabajar seis horas y las guardias 12 horas, pero aseguró que pretenden obligarlos a cumplir jornadas de 24 horas, sin comida y sin tener una habitación, una cama donde descansar. “Parecemos zombies y no enfermeros de los kilos que hemos bajados por pasar hambre trabajando”.

Son 15.000 profesionales de la Enfermería los afectados por esta situación. Por tanto, este jueves al finalizar la marcha entregaron una misiva a un representante de la Gobernación  y una comisión fue atendida para brindar posibles soluciones.

Foto: Mariela Nava

Lee también
Sedemat cierra la Clínica La Sagrada Familia de Maracaibo por presuntas irregularidades en las finanzas

Participa en la conversación