La compañía de embalaje de cartón corrugado líder en Europa y una de las principales empresas de envasado en papel del mundo, con más de 60 años en el mercado venezolano, cesó operaciones y liquidó a sus trabajadores, luego de la toma de la que fue objeto el pasado 29 de agosto por parte del Gobierno.

Conocido el cese de operaciones de la empresa irlandesa Smurfit Kappa desde el 24 de septiembre, la planta ubicada en el sector Santa Rosa de Maracay, en el estado Aragua, se encuentra paralizada. Allí laboran aproximadamente 80 trabajadores, que este lunes amanecieron con sus respectivas liquidaciones depositadas, una vez que la compañía europea emitiera un comunicado en el que  asegura no poder ejercer el control de la empresa, producto de las acciones arbitrarias y continuas interferencias de las que fue objeto en las últimas semanas por parte del Gobierno.

Crónica.Uno estuvo en una de las tres plantas que posee Smurfit Kappa en Aragua. En la principal, ubicada en Maracay, se celebró durante toda la mañana una intensa reunión entre los trabajadores, el sindicato y la comisión de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), cuya discusión se desconoce.

La compañía cerró sus puertas

No obstante, Juan Ramírez, uno de los voceros sindicales de la planta de Maracay, informó que, efectivamente, la empresa se encuentra paralizada desde hace una semana aproximadamente y que, este lunes 24 de septiembre, todos los trabajadores en Aragua recibieron la cancelación de sus prestaciones.

Es muy apresurado en este momento decir qué pasará con la empresa y cuál será el destino de la misma y de nosotros. Por eso, estamos analizando esta grave situación porque, ciertamente, afecta a 80 trabajadores directos y a unos cientos indirectos”, refiere Ramírez.

Mientras el dirigente sindical conversaba apresuradamente con los corresponsales en la región, una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana ingresaba a la sede, desconociéndose las razones de la visita militar.

El 24 de agosto, Smurfit Kappa sufrió una ocupación temporal por parte del Gobierno, que duraría 90 días. En el momento, la trasnacional con sede principal en Irlanda, hizo hincapié en que “ya no era responsable del uso de sus instalaciones, maquinaria y equipo, la seguridad de sus empleados, la de las comunidades circundantes, cualquier impacto ambiental o la calidad del papel y el embalaje fabricados en las operaciones”.

Lee también
Con sorpresa y malestar recibieron conductores segundo aumento de peajes en Carabobo

Para el momento, nueve de los 10 sindicatos conformados en las plantas de Yaracuy, Carabobo, Portuguesa, Aragua y Caracas, expresaron su rechazo a la medida gubernamental.

“Manifestamos por medio de la presente, nuestro respaldo y apoyo a SKV en virtud de los acontecimientos ocurridos el día 22-08-2018 por el abordaje de las autoridades gubernamentales en las oficinas corporativas, lo que ha creado inquietud e incertidumbre en los trabajadores. La empresa siempre se ha mantenido apegada a la ley y mejora constantemente las contrataciones colectivas en consenso con sus trabajadores”, expresaba el comunicado de los sindicatos.

Un mes después, SKG y SKCV han comunicado a las autoridades venezolanas que a partir de la notificación de la medida de ocupación temporal por parte de la Sundde, el pasado 28 de agosto de 2018, la responsabilidad plena por las operaciones  de la compañía y el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables ha pasado al Estado venezolano.

Lamentamos que las acciones del Gobierno hayan conllevado a la situación actual, y tenemos la esperanza de que más pronto que tarde se den las condiciones para que la compañía pueda retomar el control de sus negocios e inversiones en Venezuela a efectos de poder continuar aportando, junto con todos ustedes, al desarrollo del país”, señala parte de un comunicado de la trasnacional, dirigido a sus clientes venezolanos.

Entre ellos se contaba la compañía estadounidense Kellogg, igualmente tomada por el Gobierno el pasado 14 de mayo y que como cliente de Smurfit Kappa, representaba 89 % de la productividad de la planta en Maracay. La trasnacional era el principal proveedor de empaques de cartón para productos frescos y de la industria de alimentos, bebidas, salud, electrónica y automotriz, entre otros.

Lee también
Pocos electores acudieron a votar en Aragua y lo hicieron por temor a perder empleos y beneficios

En agosto fue acusada de boicot, al negarse, supuestamente, a despachar sus productos a la empresa expropiada Aceites Diana y de, al parecer, encarecer excesivamente sus productos, al punto que 50 % del precio del cartón de huevos lo determinaba el empaque.

Smurfit Kappa, con una facturación de 8,6 billones de euros en 2017, es una de las empresas líderes a nivel mundial en la fabricación de embalajes elaborados con papel. Posee 370  plantas ubicadas en 22 países europeos y en 13 países en Norte, Centro y Sur América, con 46.000 empleados a nivel mundial, de los cuales más de 2.600 eran venezolanos. Era, sin duda, la principal abastecedora de papel, cartón y envases para todos los sectores industriales y comerciales del país.

A continuación el comunicado completo:

“Estimados clientes:

Por la presente queremos informarle que como consecuencia de las acciones arbitrarias y continuas interferencias de las que nuestros empleados y operaciones han sido objeto por parte del Gobierno venezolano, Smurfit Kappa Group (SKG) se encuentra impedida de continuar ejerciendo el control del negocio de Smurfit Kappa Cartón de Venezuela (SKCV o la Compañía) en el país.

Durante cerca de 65 años hemos operado con éxito en Venezuela y además de trabajar con Ud. y su empresa por construir una sólida relación sobre la base de valores compartidos, hemos tenido el privilegio de contribuir a su negocio desde nuestro conocimiento y experiencia.

Como Ud. sabe, por años hemos operado nuestro negocio en Venezuela de acuerdo con los más altos estándares éticos y operacionales, hemos realizado inversiones significativas y desarrollado programas de responsabilidad social que han beneficiado a miles de personas en las comunidades que nos rodean. Sin embargo, el pasado 28 de agosto de 2018, después de que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) notificó una medida de ocupación temporal sobre SKCV, SKG comunicó que le era imposible a SKCV manejarse de una manera ajustada a nuestros estándares normales de negocios y confirmó que, a partir de ese mismo día, SKCV no era responsable por el uso de sus instalaciones, maquinaria y equipos, la seguridad de sus empleados y las comunidades aledañas, cualquier impacto ambiental, ni de la calidad del papel y los empaques fabricados en sus instalaciones. Desde esa fecha, la Compañía ha sido sujeta a interferencias por parte del Gobierno, incluso a través del acoso arbitrario de sus empleados por parte de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), a través de visitas no autorizadas que han tenido como efecto la intimidación de su grupo de trabajo y, por ende, un creciente ausentismo.

Por si esto fuera poco, el Gobierno de Venezuela también detuvo a varios de nuestros empleados con base en acusaciones falsas y aunque algunos fueron pronto liberados, dos de ellos –los Sres. Luis Lugo y Cipriano Betancourt– continúan detenidos injusta e ilegalmente. SKG y SKCV rechazan enfáticamente las acusaciones realizadas y se encuentran haciendo todos los esfuerzos posibles por lograr su inmediata liberación. Ante estas circunstancias, SKG y SKCV han comunicado a las autoridades venezolanas que a partir de la notificación de la medida de ocupación temporal por parte de la SUNDDE el pasado 28 de agosto de 2018, la responsabilidad plena por las operaciones  de la compañía y el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables ha pasado al Estado venezolano.

Smurfit y SKCV agradecen la confianza que Ud. y su empresa han depositado en la compañía durante los años en que trabajamos de la mano. Lamentamos que las acciones del Gobierno hayan conllevado a la situación actual, y tenemos la esperanza de que más pronto que tarde se den las condiciones para que la compañía pueda retomar el control de sus negocios e inversiones en Venezuela a efectos de poder continuar aportando, junto con todos Uds., al desarrollo del país.”

Con información de Smurfit Kappa Group.

Lee también
Aragüeños han permanecido sin gas doméstico hasta cuatro meses

Fotos: Gregoria Díaz


Participa en la conversación