Los trabajadores deben hasta reutilizar los guantes, ya que no tienen implementos de limpieza ni cuchillos. El aumento salarial no ha sido honrado, lo que afecta a 143 personas dependientes de la nómina.

Valencia. Trabajadores del Frigorífico Carabobo (Frinca), mejor conocido como el “matadero de Valencia”, denunciaron este jueves, frente a las puertas de la Alcaldía de Valencia, que la insalubridad se ha apoderado de los espacios donde se benefician reses y cerdos.

La situación se debe a que desde hace dos meses no reciben insumos de limpieza, cuchillos ni guantes. Las cuatro neveras se encuentran fuera de servicio.  En este matadero el trabajo se realiza manualmente. El lugar, pese a que es autosustentable, es administrado por la Alcaldía de Valencia.

No sé cómo la Sanidad permite esto sí es un producto que va para el consumidor, porque ahora los guantes debemos lavarlos y reutilizarlos hasta cinco días seguidos. No nos dan jabón para lavar. No tenemos cuchillos. Es la primera vez que vivimos algo así. Antes, a uno se le dañaba un cuchillo y ahí mismo lo reponían, los guantes también”, aseveró Omri Álvarez, trabajador del matadero desde hace 11 años.

Otro factor que genera malestar entre los 143 trabajadores es que el aumento salarial decretado por el Gobierno, de Bs. S. 1800, no ha sido honrado.

“A nosotros nos pagaron 15 bolívares soberanos, que son 1.500.000 de los de antes”, sostuvo Álvarez, al tiempo que aseguró que esa cantidad se le hace insuficiente para mantener a sus tres hijos. Por eso debe recurrir a trabajos extra. “Yo me ‘rebusco’, hago trabajo de herrería y de electricidad”.

El matadero de Valencia tiene una capacidad para beneficiar 450 reses y 1200 cochinos por día; hoy jueves, particularmente, se han beneficiado 144 reses y 63 cochinos, aseguró Ernesto González, secretario general del sindicato.

Lee también
A dos meses del aumento "soberano" los trabajadores dicen que son más pobres

Explicó que la merma en la matanza obedece a la regulación de precios que implementó el Ejecutivo, al fijar en Bs. S. 90 el kilo de carne. También han dejado de beneficiar animales por la falta de cavas para la refrigeración y preservación de la carne.

“El matadero está prácticamente quebrado, nos dicen que los número están en cero”, dijo el representante sindical.

Ante esta situación, González pidió al alcalde de Valencia, Alejandro Marvez, y al Gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, que doten de implementos de limpieza y de insumos para la faena de beneficio de las reses, que reparen las cavas y que cancelen los salarios de acuerdo con los ajustes económicos que ha dictaminado el Gobierno.

Foto referencial


Participa en la conversación