A Rafael Benigno Uriano, de 31 años, le dieron un tiro en la cabeza en el barrio José Félix Ribas, la tarde de este domingo. Su hermano, Deivis López, presume que se resistió al atraco.

Caracas. A Rafael Benigno Uriano Montiel, de 31 años, lo mataron este domingo 4 de febrero, a las 3:00 p. m., cuando se encontraba cerca del barrio José Félix Ribas de Petare.

De acuerdo con su hermano, Deivis López, Uriano estaba dentro de su carro Chevy Arauco, color vinotinto, cuando unos hombres le pidieron que bajara del auto. Al negarse, los sujetos dispararon contra el automóvil y una de las balas le dio en la cabeza. Murió en el sitio.

López desconoce qué hacía su hermano ahí, pues vivía en Chacao. Tampoco sabe si los presuntos delincuentes lograron robarse el carro.

La víctima se graduó hace ocho años como chef y llevaba 10 años ejerciendo su profesión en una casa de familia. Su cuerpo será trasladado a su tierra natal, Maracaibo.

Asesinaron a cuñados en una fiesta

Lisbeth Pudier se va en llanto apenas empieza a hablar de su hijo, Jesús Antonio Pudier, de 18 años, quién fue asesinado junto con su cuñado, Carlos Enrique Añanguren Fernández, de 21, el pasado sábado 3 de febrero, en una fiesta callejera en las Brisas Guacarapa, Guarenas, estado Miranda.

La mujer tomó un respiro mientras se secaba los ojos con su paño. Solo sabe lo que le han comentado: que un grupo de sujetos armados empezó a disparar en la celebración.

Presume que los jóvenes quedaron en la línea de fuego y, hasta ahora, no se saben las razones por las que el grupo apareció en el lugar. Sin embargo, se investiga si el objetivo de estos hombres era matarlos a ellos.

Lee también
Tomás Rincón apadrina chamos futbolistas de Petare

Jesús Pudier trabajaba como ayudante de albañil con su papá. Dejó huérfano a un bebé de un año y seis meses. Mientras que Carlos Añanguren era ayudante de mecánica y dejó huérfano a un niño de dos años. Ninguno de los dos había culminado sus estudios de bachillerato.

Según cifras extraoficiales, 18 cadáveres ingresaron a la morgue de Bello Monte durante este fin de semana.

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación