Médicos del Vargas y de la Maternidad engrinchados por la falta de insumos

protesta de médicos

Denunciaron que los antibióticos, analgésicos y sueros llegan irregularmente a los centros hospitalarios de la capital. Pidieron al Gobierno aceptar la ayuda humanitaria. En el Vargas los pacientes se están contaminando.

Caracas. Médicos de la Maternidad Concepción Palacios y del hospital José María Vargas hicieron un alto en sus jornadas y se fueron a la calle para protestar por la falta de insumos y medicinas. Con pancartas y consignas dejaron ver que la crisis de la salud tiene más costuras que un saco viejo.

“Faltan medicamentos básicos como antibióticos, analgésicos y soluciones”, gritaron los galenos de la Maternidad, mientras una doctora usando un megáfono reclamó al Gobierno nacional declarar la crisis y aceptar la ayuda humanitaria.

wp-1465415276662.jpg
Denuncian que hay áreas como la sala de partos que no funcionan.

Juan Serrano, médico del área de ginecología, aclaró que en este centro no hay servicios cerrados. Pero sí tienen áreas con serias deficiencias de infraestructuras como los quirófanos y las salas de partos.

“Los espacios no están en óptimas condiciones para la atención. La sala de partos funciona en un área habilitada, pues desde hace casi un mes le arreglan el aire acondicionado.  Nos dicen que están haciéndole una limpieza profunda porque estaba en muy malas condiciones”, señaló Serrano.

En estos momentos a las parturientas las reciben en la sala de Admisión.Tampoco las consultas están funcionando a cabalidad. No tienen aire acondicionado y “en esas condiciones no podemos realizar ecos. El ascensor está dañado y hay pacientes que no pueden estar subiendo hasta la consulta externa que está en el piso cuatro. Son muchas fallas que queremos que se atiendan”, dijo Serrano.

En la Maternidad todos los miércoles se realizan asambleas para analizar la situación  y las acciones a tomar para exigir respuestas. En la protesta participaron los médicos residentes y los adjuntos.

Lee también
La Cruz Roja atendió más de 2.000 pacientes en la Costa Oriental del Lago

Lo misma medida tomaron los doctores del hospital José María Vargas, ubicado en la parroquia Altagracia.  La doctora Luz Acevedo se quejó porque no tienen insumos básicos, por la falta de comida para los pacientes, por los bajos sueldos y por las condiciones de la infraestructura.

Sus colegas denunciaron que los pacientes se están contaminando por la insalubridad de este centro de salud, en especial de los quirófanos que desde el sábado paso están infectados por filtraciones de aguas servidas. Los pabellones están en el área nueva que fue entregada en 2013 y por tanto no justifican que estén en esas condiciones. Esto causó que se suspendieran operaciones electivas, casos que se suman a la lista que se mantiene desde el año pasado.

Dijeron que “no quieren más muertes por la escasez de medicamentos”. Específicamente faltan los anticonvulsivos, esteroides y diuréticos.

De la parte técnica y de equipos dijeron que el tomógrafo y el resonador están dañados y que el laboratorio no tiene reactivos desde hace un años. Los pacientes se hacen los exámenes por fuera. Por tanto calificaron la salud que prestan como un servicio privado, pues casi todo debe ponerlo el pacientes. «Desde una gasa», indicaron los médicos quienes criticaron que este hospital tipo IV se maneje como «una bodega».

Fotos Mabel Sarmiento


Participa en la conversación