Las mamás de este servicio han cerrado calles en protesta por las constantes filtraciones. La última protesta fue el 17 de marzo de este año. En ese momento se hablaba de 15 niños contaminados.

Caracas. En menos de ocho días murieron dos pacientes del servicio de Nefrología del hospital J. M. de Los Ríos, el primero falleció el pasado 3 de mayo, Raziel Jaure, de 10 años, contaminado con la bacteria klebsiella; y la madrugada de este jueves ocurrió el deceso de Samuel Becerra, de 12 años, afectado por pseudomona.

Este año, las mamás del servicio han protestado y cerrado la avenida Vollmer de San Bernardino para exigir la limpieza de los tanques que surten de agua las máquinas de hemodiálisis. Lo hicieron en febrero y de nuevo el pasado 15 de marzo. En ese momento había 15 pacientes afectados. Hoy en día, según el reporte de la doctora Sonia Sifontes de Medicina Pediátrica III, y vocera de la Sociedad de Médicos, son 18 los infantes afectados con las bacterias nosocomiales.

No solo es Nefrología. Según la especialista, la contaminación abarca todos los servicios. En su área, que es Pediatría III, hay siete niños de los cuales cuatro tienen el diagnostico de endocarditis infecciosa, una bacteria que se adquiere por la vía endovenosa, “son gérmenes que se adquieren en la comunidad y son sensibles a los antibióticos. El medicamento que tenemos llega a cubrir cuatro o cinco días y luego hay que colocarle otro que no es tan resistente. Un niño contaminado debe pasar entre seis y ocho semanas en tratamiento y a veces hasta períodos más largos, contraviniendo los estándares internacionales”.

Lee también
Bote de aguas negras deja al J. M. de Los Ríos sin quirófanos

La filtración que hay en Nefrología, donde en estos momentos no hay insumos para la diálisis peritoneal, la arreglan con cada presión de las madres. Pero a decir de la doctora Sifontes es una edificación vieja y permanentemente se dañan las tuberías. Dijo que una comisión del Instituto Nacional de Higiene recomendó no solo lavar los tanques que surten todo el hospital y, por ende, a las máquinas de hemodiálisis, sino que sugirió cambiar esos depósitos para poder garantizar la calidad del agua.

No obstante, eso no ha sido tomado en cuenta y de acuerdo con el informe de la comisión de infecciones, prevalecen las infecciones nosocomiales en el hospital.

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación