Metro de Caracas incumplió operativo de venta de tarjetas y boletos

A las 2:00 de la tarde de este sábado, en el Metro aún no había indicios de lo que sería la preventa de boletos y tarjetas inteligentes, después del anuncio de cobro oficializado por la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez. En El Valle, La Bandera, La Rinconada y Zona Rental el sistema estaba caído, según reportaron operadores. Y Plaza Venezuela no fue la excepción, allí los usuarios tampoco pudieron adquirir los pasajes. En la Línea 3 solo unos pocos usuarios se acercaban a las casetas para despejar sus dudas.

Caracas. Lo ocurrido este sábado en el Metro de Caracas pone en tela de juicio la nueva política de transporte, que es la octava línea del plan de recuperación económica estrenado por el Ejecutivo. Lo que debió ser una preventa de boletos y tarjetas inteligentes transcurrió como una jornada cualquiera, sin más novedad que la cotidianidad de un transporte cuyos usuarios parecen acostumbrados a no pagar. Desde finales de 2016 y todo 2017, el subterráneo arrojó por la borda su mayor posibilidad de obtener dividendos: la recaudación por boletería.

A las 2:00 de la tarde de este sábado aún no había despegado la venta de tarjetas prevista en 25 estaciones. Para Margarita Montoya, usuaria asidua del Metro, lo anunciado fue palabra estéril. En la Línea 3 del Metro no hubo taquilla que despachara los boletos por adelantado. En El Valle, La Bandera, La Rinconada y Zona Rental el sistema estaba caído, según reportaron operadores. Y Plaza Venezuela no fue la excepción, allí los usuarios tampoco pudieron adquirir los pasajes. En la Línea 3 solo unos pocos usuarios se acercaban a las casetas para despejar sus dudas.

Lee también
Pensionados arreciarán protesta de calle por falta de efectivo en las agencias bancarias

A la lista de estaciones que no pudieron iniciar la jornada se suman Bellas Artes, Propatria, Petare, Parque Carabobo y la mayoría de las estaciones del este de la ciudad. Fue, desde el inicio, una jornada fallida.

Dudo entonces que el Metro empiece a cobrar el lunes, como lo tenía previsto. Primero deben sincerarse y hablarle claro a los usuarios para que tengan la certeza de lo que será el nuevo mecanismo de cobro”, asegura la usuaria Margarita Montoya.

A decir verdad, la ausencia de infraestructura, tecnología y de un plan concreto para cobrar a través de cualquier modalidad, incluida la del carnet de la Patria, frustran la pretensión del Gobierno que fuera anunciada por la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez.

Además del subterráneo, el incremento es extensivo al servicio de Metrobús, cuya inoperatividad se sitúa, de manera extraoficial, en 80 %. Los boletos de Metrobús tendrán que ser adquiridos en las estaciones, como era costumbre. Quedarán exceptuados de todos los cobros las personas con discapacidad, los niños menores de cinco años y los adultos de la tercera edad.

Entre los servicios que dejarán de ser gratuitos también destacan el CableTren y el MetroCable, en conformidad con lo anunciado por el ministro de Transporte, Hipólito Abreu, quien pidió a los usuarios cancelar por el traslado.

Según informó el Metro de Caracas, las tarjetas electrónicas tienen un costo adicional de 30 bolívares soberanos. Pero hasta la tarde de este sábado, la mayoría de las estaciones de la compañía no disponían de las tarjetas de plástico ni de cartón.

Aun cuando el Gobierno sostiene que el ajuste forma parte del Plan de Recuperación Económica, para algunos usuarios el aumento del Metro está lejos de ser una solución a la paralización técnica del servicio, que suma 48 estaciones y traslada 2,5 millones de pasajeros por día.

Hace falta que el Gobierno implemente un plan complejo de rescate para que las personas se entusiasmen y paguen el servicio”, dijo Carmen Méndez, una usuaria de la estación Los Jardines.

Las fallas del sistema son el retrato de un servicio moribundo, que por la falta de inversión parece despedirse y decir adiós a los caraqueños. De 12.000 trabajadores que sumaba el subterráneo, solo 7000 permanecen en la compañía estatal, una realidad que impide atender fallas operativas, según fuentes sindicales.

“Lo que se vive en el Metro es reflejo del país. Al parecer a nadie le duele este servicio, que es la única alternativa en un país donde falta todo”, dijo un usuario en El Valle cuyo nombre mantuvo en reserva.

Tarjetas en detalle

Lee también
Comerciantes reducen personal y cierran sus negocios por falta de inventario

El pasado miércoles, el Metro de Caracas informó los nuevos costos de las tarjetas inteligentes. Los usuarios podrán optar por dos tipos de tarjetas.

La A, cuyo costo es de Bs. S, 10, con un acumulado de 10 viajes, y la tarjeta B, que cuesta Bs. S. 30, y es recargable hasta por 645 viajes por un costo de Bs. S. 327.

Fotos: Julio Materano


Participa en la conversación