De acuerdo con un estudio de Transparencia Venezuela, desde 2003 el despacho de Alimentación ha contado con 11 ministros, 10 de ellos militares.

Caracas. Agua potable, petróleo, uniformes escolares y hasta la justicia son las actividades en la que han estado los militares y a las que se han orientado presupuestos millonarios, cuyos registros de gastos son opacos. Sin embargo, hay un rubro controlado por los oficiales: los alimentos.

Un estudio realizado por la organización Transparencia Venezuela, detalla el control de los militares en la economía. La directora de la organización, Mercedes De Freitas, señaló que para la importación y distribución de alimentos se han asignado altos montos, que “han propiciado la corrupción” entre los altos cargos militares.

La joya de la corona entre los funcionarios es la alimentación, cuyo ministerio —creado en 2003— ha manejado 60 millardos de dólares. Ese despacho ha tenido al mando a 11 ministros, 10 de ellos militares.

El control de los efectivos ha aumentado desde que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, también tiene al mando la Misión Abastecimiento Soberano, constituida en 2016, bajo decreto del presidente Nicolás Maduro y que amplía el control en la elaboración y despacho de alimentos y artículos de higiene personal.

“Luego de la implementación de este plan, el ministro designó a otros militares por rubros: tenemos un militar para el arroz, otro para el azúcar, café, maíz, entre otros rubros, quienes a su vez designan a otro militares por zonas geográficas. Todos ellos controlan el precios y a quién entregarle los alimentos”, sostuvo la directora.

Pero la comida no es la única actividad de los miliares, según De Freitas, los tentáculos se extienden a la producción de uniformes escolares y hasta de agua potable “cada uno con un presupuesto, pero sin rendición de cuentas”.

Lee también
Barboza calma las aguas en la Asamblea mientras llega el fallo del TSJ en el exilio contra Maduro

De hecho, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cuenta con 20 empresas en las áreas de alimentación, finanzas, industria, construcción y petróleo.

El Ministerio de Defensa tiene 33 entes adscritos y solo seis tienen que ver con defensa. Según el estudio, esta institución ha recibido 229,6 millardos de bolívares que “cuando eran cambiados a la tasa oficial de 10 bolívares generaba oportunidades de negocios o corrupción”.

La asignación de 2017 del despacho revela que para la defensa fueron asignados 497 millardos de bolívares y para seguridad interna y orden público, 158,8 millardos de bolívares, en medio de un contexto que tiene a Venezuela entre los países más violentos del mundo, según estudios internacionales.

Transparencia Venezuela resaltó que, además del dominio en materia alimentaria, hay militares hasta con tres o cuatro cargos, como por ejemplo el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, quien además es presidente de la CVG, de Sidor y del Arco Minero. O Manuel Quevedo, ministro de Energía y Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“¿Cómo cobran estas personas? ¿Cómo militares, como presidentes, como gobernadores? De esto no hay información y cualquier ciudadano debería saber saber estas cosas”, agregó.

El artículo 328 de la Constitución señala que la Fuerza Armada es “sin militancia política(…) para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico”, no obstante, ante la diversidad de actividades entre las filas militares, De Freitas cuestiona quiénes se están encargando de la seguridad de las fronteras.

Foto referencial: AVN



Participa en la conversación