Ministerio Público acusó a cuatro adolescentes por tragedia en club de El Paraíso

El sábado 16 de junio 18 personas murieron dentro del club conocido como Los Cotorros durante una fiesta, en la que se generó una riña y fue detonada una bomba lacrimógena.

Caracas. El Ministerio Público acusó a cuatro adolescentes de 16 y 17 años, por su presunta responsabilidad en la muerte de 18 personas, dentro del Club Social El Paraíso, conocido como Los Cotorros, el sábado 16 de junio.

Las fiscalías 66º Nacional y 117° del Área Metropolitana de Caracas presentaron el escrito acusatorio contra los jóvenes por ser coautores en los delitos de homicidio intencional calificado y homicidio intencional calificado frustrado. Ambos ejecutados con alevosía y por motivos fútiles, y detentación de artefacto explosivo; además de agavillamiento.

Dos de los adolescentes también fueron acusados por uso de facsímil, y otro por privación ilegítima de libertad agravada.

Lee también
“Fue horrible ver a chicas convulsionar en el club y luchar por su último respiro”

En el documento, consignado en el Tribunal 8° de Control de esta jurisdicción, el Ministerio Público solicitó la admisión de la acusación y las pruebas que la sustentan, así como el enjuiciamiento de los involucrados, quienes permanecen en la Entidad de Atención Socioeducativa de Coche.

Según la nota de prensa de Fiscalía, los presuntos implicados habrían activado una bomba lacrimógena dentro del club, luego de que en el baño se registrara una pelea. Además uno de ellos impidió que las víctimas salieran del club, con un arma de fuego falsa.

Por esta tragedia también fueron privados de libertad Jean Manolo Celestín, de 41 años y Gilberto Alejandro Petit Quintero, de 19 años, como coautores en los delitos de homicidio intencional calificado y homicidio intencional frustrado, ejecutados con alevosía y por motivos fútiles.

Lee también
Adolescentes pagan “multas” para entrar a locales nocturnos

A Petit le fueron precalificados, además, los tipos penales de uso de adolescentes para delinquir, detentación de artefacto explosivo y agavillamiento. A ambos le fijaron como centro de reclusión el Internado Judicial Rodeo II.

Foto: Luis Murillo


Participa en la conversación