Mientras la oposición consideró “inaceptable” la prohibición de protestar en el CNE, el PSUV indicó que trabajadores del ente se sienten “amenazados” por las movilizaciones.

Caracas. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, reafirmó su llamado a marchar el próximo día miércoles en todas las sedes del Poder Judicial en el país, como rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de impedir manifestaciones públicas cerca del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“En esa medida cautelar instan al Gobierno a tomar medidas de seguridad y una serie de cosas redundantes. Es inaceptable que declaren zona de seguridad las sedes del CNE. Esa decisión prohíbe las marchas, protestas, concentraciones en el Poder Electoral. Palabras más, palabras menos; no quieren que los venezolanos vayan al CNE a pedir que se respeten sus derechos”, indicó.

Capriles señaló que seguirán luchando por hacer valer la Constitución.  “la Constitución ampara a los venezolanos y dice que cualquiera puede hacer petitorios a las instituciones, seguiremos luchando contra todo pronóstico. Ningún juez ni magistrado está por encima de la Constitución. Nosotros vamos a seguir exigiendo nuestros derechos. El Gobierno debería declarar zona de seguridad a toda Venezuela, porque el año pasado hubo 27.000 asesinatos. ¿Dónde estaban esos magistrados y esos jueces?”, acotó.

El gobernador destacó que Venezuela necesita de la ayuda de todos los venezolanos, “Todas las movilizaciones a las que nosotros hemos llamado son pacíficas y exigiendo respeto a la Constitución. Todos los venezolanos tenemos derecho a que se cumpla el artículo 72 de la Constitución. Esta es una lucha de todos los días, de constancia. Es una lucha que nos convoca a todos. Cada uno de nosotros es el propio Mesías y el momento que vive la patria nos necesita. Más podrá un pueblo que se pare firme, que una cúpula corrupta”, aseveró.

Lee también
A 209 años del Grito de Independencia Guaidó llama a tender puentes para lograr la libertad

CNE resguardado

El parlamentario Diosdado Cabello señalo que la decisión del TSJ, es una decisión legal e independiente de un poder, debido a una serie de solicitudes de trabajadores del CNE donde manifestar sentirse inseguros.

Cabello señaló que no volverá a pasar lo que ocurrió en 2014 en la Fiscalía General “En otras situaciones hemos visto destrozos de la oposición, en 2014 cuando destrozaron la fiscalía casi incendiaron la librería que pudo haber agarrado fuego rápidamente y poner en peligro la vida de empleados”.

El diputado hizo un llamado a respetar las decisiones del máximo tribunal. “El TSJ ya tomó la decisión y tenemos que respetarla. Debemos resguardar el CNE y cualquier persona que se encuentra allí, hay que recordar que allí no solo se encuentra la información del registro electoral del país, sino el registro civil, de las personas que nacen y mueren”, señaló.

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, indicó que el derecho a manifestar está garantizado por la Constitución pero repudió los actos violentos del pasado miércoles donde manifestantes opositores agredieron a efectivos policiales. “Vimos la situación irregular donde estuvieron a punto de linchar a unos funcionarios, debe existir una reflexión en cuanto a eso. El derecho a manifestar debe ejercerse de forma pacífica, sin armas y sin violencia”, afirmó.

Foto: Cristian Hernández


Participa en la conversación