En mayo fallecieron tres jóvenes por un brote infeccioso. En junio murió otro por la misma causa. En febrero y marzo del año en curso, las madres denunciaron la contaminación del área de salud y no fueron escuchadas.

Caracas. Rafael Velásquez. Ese es el nombre de un niño de siete años que falleció la madrugada de este lunes en la unidad de Nefrología del Hospital J. M. de Los Ríos. Él era uno de los 12 niños que hasta el 27 de junio tenía bacterias en su cuerpo producto de la contaminación de las máquinas de hemodiálisis, a las que no les han hecho el mantenimiento correctivo.

Luego de contraer la bacteria, Velásquez perdió el catéter, infectado. Desde que tenía cuatro meses de edad, el joven era dializado en la unidad acondicionada para esto en el centro de salud.

Velásquez es el quinto niño que muere a causa de un brote infeccioso en el área de Nefrología de ese hospital, situación que las madres de los internos denunciaron en febrero y marzo del año en curso. Las mamás cerraron dos veces la avenida Vollmer de San Bernardino, le entregaron cartas al director Víctor Siegert, a la Defensoría del Pueblo, e incluso pidieron hablar con la exministra de Salud, Antonieta Caporale.

No hubo respuesta de ningún ente y en los primeros días del mes de mayo tres niños murieron.

Raziel Jaure, de 10 años, murió el 3 de mayo, contaminado por la bacteria klebsiella. La madrugada del jueves 11 de mayo también falleció Samuel Becerra, de 12 años, afectado por un pseudmona. Dilfred Jiménez tenía 15 años y era uno de los niños que también se contaminó en la Unidad de Hemodiálisis, murió la mañana del lunes 22 de mayo.

Lee también
Especialistas recomiendan hablar con los más pequeños sobre la violencia en el país

Daniel Laya, de dos años de edad, tampoco escapó a la bacteria que causó la muerte de los otros tres niños, y murió el domingo 25 de junio.

La jefa del Servicio de Nefrología dijo el 27 de junio que, debido a las múltiples denuncias de los padres de los chamos, limpiaron los tanques de agua del área. “Les colocaron pastillas de cloro, pero no es suficiente. Tampoco han entregado los resultados de las muestras de cultivo enviadas al Instituto Nacional de Higiene. Es mucho el riesgo”, dijo en aquel momento.

Hoy la cifra de menores de edad muertos a causa de la infección que contrajeron en esa área asciende a cinco, y quedan 11 vivos.

Velásquez será enterrado en el Cementerio de El Junquito, gracias a una donación que recibió su madre.

Foto referencial: Mariana Mendoza



Participa en la conversación