Tenían tres meses sin el tratamiento anti rechazo de órganos que debe suministrar el IVSS. Francisco Valencia, presidente de Codevida, anunció por redes sociales la pérdida de otro órgano. En este caso se trata de una mujer joven.

Caracas. En menos de una semana se registra el fallecimiento de otra paciente trasplantada. Se trata de Yamilexi Reyes de 46 años de edad, oriunda de Coro (estado Falcón), quien desde hace tres meses dejó de recibir Myfortic y Prograf. El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) debe suministrar esos fármacos de por vida.

No tomarlos le causó la pérdida del riñón. Pasó 15 días en muy malas condiciones en una sala de diálisis.

La misma situación padeció Belkis Solórzano, quien murió el domingo pasado, tras recibir 12 días de diálisis.

Según Codevida, coalición de organización que velan por el derecho a la salud, están en riesgo 3.500 pacientes trasplantados, pero hay cerca de 100 que están a punto de perder los órganos que tanto les costó conseguir vía donación.

Lee también
Pese a las denuncias y peticiones, los trasplantados dicen que están condenados a morir

Francisco Valencia, presidente de Codevida, anunció por redes sociales la pérdida de otro órgano. En este caso se trata de una mujer joven.

La situación es crítica porque tampoco las máquinas de diálisis funcionan en su totalidad. Les están reduciendo las terapias, si antes tenían cuatro a la semana, el protocolo lo bajan a dos. Y en casos como el hospital Clínico Universitario de Caracas, los permanentes cortes de agua mantienen cerrado el servicio.

El IVSS no se ha inmutado antes los reclamos y campañas que las diferentes organizaciones no gubernamentales han librado por las redes sociales, cuyas denuncias van etiquetadas al presidente del instituto Carlos Rotondaro.

Foto Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación