Muerte de niños y desnutrición de ancianos en Venezuela preocupan a la ONU y la CIDH

ONU Resolución

Los expertos de la ONU y la CIDH expresaron su alarma al conocer el fallecimiento de, al menos, 16 niños en el Hospital Universitario de Pedriatría de Lara en lo que va de año. Instaron al gobierno de Maduro “a actuar de manera urgente para restaurar el sistema de salud”. También abogaron por el respeto y la debida atención a las personas de la tercera edad y denunciaron la falta de medicinas para la tensión y la diabetes.

Caracas. La muerte de niños en hospitales públicos venezolanos así como la desnutrición y pérdida de peso de los adultos mayores son motivo de preocupación y “alarma” para los expertos de derechos humanos de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Los relatores de la ONU para el derecho a la salud, para la situación de los defensores de derechos humanos, para la pobreza extrema y para los derechos de los adultos mayores así como la relatora de la CIDH para los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales declararon este lunes que “el sistema de salud en Venezuela está en crisis”.

La afirmación fue emitida tras conocerse la muerte de, al menos, 16 niños menores de cinco años de edad en el Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga del estado Lara, por infecciones contraídas por mala higiene; así como el fallecimiento de otros por desnutrición, infecciones respiratorias, diarrea y otros padecimientos.

En una nota de prensa emitida por la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, dirigida por la chilena Michelle Bachelet, se reseña que los expertos “instaron al Gobierno a actuar de manera urgente” para movilizar los recursos necesarios y disponibles, inclusive mediante la cooperación internacional, para restaurar el sistema de salud en el país.

“Se ha alcanzado un momento de crisis en el sistema sanitario de Venezuela”, dijeron los expertos. “El acceso a la salud, una responsabilidad fundamental del Estado, se encuentra en un estado de serio deterioro. Estamos impactados de que los propios hospitales se hayan convertido en un lugar donde la vida de las personas se pone en riesgo”, señalaron.

“Nos preocupa de manera profunda que niños y niñas estén muriendo por causas prevenibles relacionadas con el estado de deterioro de las instalaciones de salud, la escasez tanto de insumos de salud como de medicamentos, así como la falta de medidas sanitarias y de higiene eficaces”, dijeron los expertos.

Lee también
Defensores de DD. HH. detectan un patrón de torturas en el Sebin

También citaron la situación de las personas mayores, quienes enfrentan una situación de extrema vulnerabilidad frente al cierre de instalaciones de atención y la escasez de medicamentos y alimentos.

Abuelos sin medicinas

Expertos reclamaron garantizar derechos a los adultos mayores. Foto Sebastián García I.

Estamos extremadamente preocupados por los resultados de un estudio que muestra que las personas mayores pierden 16 kilos al año, en promedio, por la escasez de alimentos en los centros de atención en el estado Miranda”, subrayaron.

Aunque señalan que en los últimos cuatro años, el Gobierno “ha respondido a algunas de las comunicaciones trasmitidas” por los expertos de la ONU, resaltan que en el país existe una escasez “de más de 80% en medicamentos para la presión arterial y los niveles de azúcar altos, dos de las afecciones más comunes entre las personas mayores”.

En tal sentido, acogieron con beneplácito la declaración conjunta de la Relatora Especial sobre los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la salud y exhortaron al Estado a asegurar una atención adecuada a las personas mayores.

Persiguen a quien denuncia

Los expertos y relatores de la ONU y la CIDH también se manifestaron “desconcertados” tras haber recibido informes según los cuales el personal sanitario, los periodistas y los familiares de las víctimas, que denuncian tales irregularidades o se quejan por el mal servicio del sistema de salud, “están siendo acosados e intimidados”.

Durante los últimos cuatro años, los expertos de la ONU han entablado un diálogo con el Gobierno para expresar su preocupación sobre el persistente deterioro del sistema de salud en el país y toman nota que el Gobierno ha respondido a algunas de las comunicaciones transmitidas.

Lee también
La tragedia de perder dos veces su país

¿Quiénes son y qué hacen los expertos?

Los expertos citados en esta nota son Dainius Pūras, Relator Especial sobre el derecho a la salud física y mental; Michel Forst, Relator Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos; Philip Alston, Relator Especial para pobreza extrema; Rosa Kornfeld-Matte, Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas de edad; y Soledad García Muñoz, Relatora Especial de la CIDH sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales.

La Oficina del Alto Comisionado explica que los Relatores Especiales forman parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos, que no es otra cosa que el grupo de expertos encargados de los mecanismos de investigación y monitoreo del Consejo de Derechos Humanos.

“Las expertas y expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su labor. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual”.

Por otra parte, la Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales es una oficina creada por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a fin de orientar, desarrollar y profundizar su trabajo de promoción y protección de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en el continente americano, teniendo en cuenta el carácter interdependiente e indivisible de todos los derechos humanos, dice la nota de prensa.

Fotos: Cortesía Flickr ONU


Participa en la conversación