Según la Encuesta Nacional de Hospitales 2018, en los centros particulares escasean las sondas, los catéteres y también les piden los medicamentos a los pacientes.

Caracas. La Encuesta Nacional de Hospitales 2018 (ENH-2018) presentada este lunes 19 de marzo, abarcó incluso los centros particulares. En el Distrito Capital, por ejemplo, de las 33 instituciones tomadas en cuenta para el estudio, 10 fueron privadas y en más de 70 % de estas no hay equipos ni insumos para hacer una tomografía.

En el ámbito nacional, la cifra llegó a 97 %, tres puntos por encima de los registrados en 2017.

Este es el quinto año en que la organización Médicos por la Salud mete la lupa a los hospitales nacionales.

104 hospitales con fallas

Desde que Médicos por la Salud inició la encuesta, en 2014, las fallas en el servicio de Tomografía —tomando en cuenta la totalidad de los 104 hospitales analizados— tuvo un repunte de 47 % a 97 %. Situación más alarmante se registró con el caso de los RX, en 2014 no llegaban ni a 25 los hospitales donde no se realizaban estos estudios. Cinco años más tarde, la cifra registró un salto tremendo, pues ahora en casi 100 hospitales del país no se hacen esos exámenes y las causas básicas son fallas en los equipos y falta de material.

El doctor Julio Castro, infectólogo, y parte del grupo que presentó los resultados, destacó que se conservó el mismo parámetro de la encuesta anterior, a pesar de que la crisis en la salud se acentuó. Esa es la única forma de saber si hay variación en las muestras.

Tal es el caso de los diagnósticos básicos que deben existir en todo puesto asistencial, principalmente tipo IV, entre ellos RX, Ecosonogramas, Tomografías y Laboratorio.

Las 10 clínicas que se incluyeron en el estudio fueron Loira, El Ávila, Santrix, Grupo Médico Santa Paula y clínica El Ávila, Hospital de Clínicas Caracas, Instituto Diagnóstico, Leopoldo Aguerrevere, Méndez Gimón, La Arboleda y CMC.

Lee también
Los hospitales tienen pronóstico reservado

Solo en el Grupo Médico Santa Paula y clínica El Ávila, en La Arboleda y CMC el tomógrafo está 100 % operativo. En el resto no está en funcionamiento o el servicio es intermitente.

Situación similar se obtuvo con los laboratorios. Aunque en el ámbito nacional hay una falla de funcionamiento de 100 % —en 2017 era de 97 %— en el caso de las 10 clínicas privadas, solo tres están completamente operativas. Los demás centros trabajan de manera intermitente. De ahí que resulte cada vez más complicado realizarse estudios de rutina, como un Perfil 20, o estudios más complejos como los asociados a enfermedades como VIH y Hepatitis.

Ese indicador se asocia estrechamente con la crisis de los bancos de sangre, debido a que no hay reactivos para estudiar la sangre que proporcionan los donantes y, por tanto, no se puede usar en las transfusiones.

Otro elemento destacable es la escasez de catéteres y sondas. En el mismo grupo de centros particulares, únicamente en la Leopoldo Aguerrevere hay dotación normal. En los otros las ausencias van de leves a severas, al igual que los medicamentos, muchos de los cuales se les mandan a comprar al paciente o se suplantan por otro fármaco.

Foto referencial: Angeliana Escalona


Participa en la conversación