Maduro también reiteró su llamado al diálogo con la oposición luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se juramentara como presidente encargado de la República, algo que calificó como “un intento de Donald Trump de imponer un gobierno en Venezuela”.

Caracas. Nicolás Maduro asistió este jueves al acto del inicio del Año Judicial 2019 en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), evento en el que anunció su decisión de cerrar la embajada y los consulados venezolanos en Estados Unidos, luego de que el gobierno de Donald Trump reconociera formalmente a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Maduro, quien también reiteró su decisión de expulsar en 72 horas al personal diplomático estadounidense en suelo venezolano, señaló que el cuerpo consular venezolano y todos los trabajadores diplomáticos del país regresarán el sábado a suelo patrio y que serán recibidos con un “homenaje”.

Con respecto a la juramentación del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, Maduro dijo que es algo que forma parte de un plan de intervención de los Estados Unidos contra el país.

“Quieren intervenir a Venezuela y la forma que han elegido es poner un presidente títere, autoproclamadao, de facto, inconstitucional. Los temas tienen que resolverse a través de la justicia, solo la justicia garantiza la paz”, señaló.

En ese sentido, apoyó las propuestas de México y Uruguay en la sesión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para impulsar un nuevo diálogo entre la oposición y el chavismo.

“Yo al gobierno de México y Uruguay le informo que apoyo la iniciativa para iniciar un diálogo para encontrar la solución en Venezuela. Ese es el camino, no es el intervencionismo”, expresó.

Lee también
El TSJ "ordena" a Curazao abstenerse de disponer de los bienes y activos del intervenido Banco del Orinoco

Reforma a la Ley Contra la Corrupción

Aprovechando que en el acto se encontraba el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, y el presidente del TSJ, Maikel Moreno, Maduro entregó su propuesta para la reforma de la Ley Contra la Corrupción.

Aunque no ofreció mayores detalles sobre la propuesta de ley, sí señaló que la misma contemplaría penas de entre 6 y 10 años para las personas que trafiquen o especulen con productos con precios regulados.

Además, la normativa contemplará la creación de una Oficina Nacional Anticorrupción, la cual estará adscrita a la Presidencia, así como fusionar y crear nuevas instituciones para “una lucha más eficiente contra ese flagelo”.

Volvió a prometer “acciones económicas”

Maduro una vez más se refirió al dólar paralelo, el cual, dijo, fue “llevado” hasta los Bs. S. 3000 como represalia por su juramentación como presidente el pasado 10 de enero.

Ante esto, sostuvo que es una “batalla que se va a ganar” y que por eso aplicará acciones en los próximos días. “No haré anuncios, aplicaré acciones en los próximos días, el viernes y el lunes. Le vamos a torcer el cuello al dólar criminal”, sentenció.

El Poder Moral Republicano y el Poder Electoral se plegaron a Maduro

Similar a como hicieron durante el día gobernadores, alcaldes y el alto mando militar del país, luego del evento del TSJ, el fiscal general designado por la ANC, Tarek William Saab, dio a conocer un acuerdo del Poder Moral Republicano en el que rechazaba la juramentación de Juan Guaidó y ratificaba su apoyo a Nicolás Maduro como presidente.

El acuerdo, firmado por el contralor y el defensor del Pueblo (designados por la ANC), califica la juramentación de Guaidó como “una vergonzosa pretención de dar un golpe de Estado y querer formar un gobierno paralelo”.

Lee también
El TSJ "ordena" a Curazao abstenerse de disponer de los bienes y activos del intervenido Banco del Orinoco

Una postura similar fue mostrada por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, quien se refirió a lo ocurrido como una “fórmula golpista” y dijo que “no es un gobierno extranjero el que puede venir a apropiarse del suelo venezolano”.


Participa en la conversación