De la mano con el Centro Cultural de la Universidad Católica Andrés Bello, estudiantes de cinco escuelas de la parroquia Antímano elaboraron ocho cartografías tamaño gigante y en esos lienzos de papel plasmaron sus vivencias y el sentimiento que les transmite su entorno.

Caracas. La sala Padre Carlos Guillermo Plaza, ubicada en la planta baja del edificio de la Biblioteca de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) se llenó de estudiantes la mañana de este miércoles. La novedad es que ninguno era de las carreras de pregrado, sino alumnos de cinco escuelas de la parroquia Antímano que fueron a disfrutar de la inauguración de la exposición “Cartografía Viva de Antímano”, en la cual ellos tienen una participación importante.

Durante semanas recorrieron sus calles para poder expresarlas con los colores.

La “muchachada” que se paseó por toda la estructura del edificio disfrutó al máximo el contacto con la universidad. “Es una experiencia maravillosa”, “esto es motivador”, “me gustan los espacios”…Repetían mientras admiraban la obra de Natalya Critchley, artista plástico, coordinadora del proyecto.

“Hacer un mapeo comunitario nos permite identificar los problemas y oportunidades para generar ideas de apego e integrar a la gente al entorno” —Cheo Carvajal, periodista y activista artístico.

Los chamos de primaria y secundaria desde enero de este año comenzaron un trabajo itinerario, según explicó el curador Humberto Valdivieso, que consistía en recorrer las calles desde sus comunidades hasta la universidad.

Un trayecto que hacían en 40 minutos y en el que activaban todos sus sentidos para comprender lo que sucedía en el entorno.

“La idea era hacer una conexión entre los pasos habituales que ellos dan y el territorio. El mapa es la fotografía de un momento, es cuando ellos se convierten en actores y son protagonistas de su realidad”, comentó Valdivieso.

Lee también
Más de 80 estudiantes de medicina y médicos de la UCV atienden heridos en las protestas

Una vez en la UCAB, los ubicaban en la terraza de la Biblioteca y allí iniciaban el trabajo artístico: plasmar a través de los dibujos sus vivencias y tejer una especie de mapa con experiencias, trama, con elemento humano, es decir, que contaran una historia en lugar de solo esbozar calles y esquinas.

Las imágenes de las paredes fueron hechas por los muchachos.

“Para mí esto es algo novedoso, algo nuevo. Me permitió expresarme, a comprender el barrio y a tener un poco de sentido de pertenencia por mi parroquia”, Oriana González (11), estudiante de 6to. grado del San José de Tarbes.

Los mapas, ocho en total, se exhiben en los espacios del salón, junto con otras figuras en papel cartón reflejan un poco cómo los niños, niñas y adolescentes ven al ciudadano de a pie de Antímano.

“Este es un ejercicio para llevar el arte a todos los niveles, siempre quise sacar el museo al barrio. Este contacto ayuda a compartir y a comprender a las comunidades” —Natalya Crithley

Las obras además se exhiben acompañados por planos de la cartografía de los cinco municipios capitalinos, Incluso hay imágenes satelitales de la Gran Caracas dispuestas en el piso donde los visitantes con falicidad pueden ubicar su zona de residencia. La exposición estará abierta al público general hasta el mes de abril.

Mabel Calderín, directora del Centro Cultural —quien además encabezó la inauguración de la exposición— resaltó que con el “Mapeo Vivo” se desarrolla ciudadanía, expresión que reformó el rector de la UCAB, José Virtuoso, quien felicitó a los estudiantes y reflexionó que con proyectos como este se profundiza lo social:

“No obstante, para eso hay que entender que todos en la ciudad nos necesitamos”.

Lee también
Judas para todos los gustos arderán este Domingo de Resurrección

Vea aquí las fotos de la inauguración de la exposición:

Mabel Calderín en el momento de la inauguración.
Autoridades de la Ucab y los artistas presentes en el acto.
Los niños compartieron en los espacios de la Biblioteca.

Join the Conversation